Boric: la lucha generacional contra la derecha

Texto: Carlos Aguirre

Entrevistas: Francisco Aguirre

La polarización y la tendencia a la derecha

Según reporta IDEA Internacional, en Latinoamérica tenemos 8 gobiernos de izquierda y 8 de derecha:

América Latina tuvo a principios de siglo un giro a la izquierda, y en los últimos años ha mantenido cierta heterogeneidad ideológica en los presidentes electos. Para noviembre de 2021, América Latina presenta: 8 presidentes de izquierda (Argentina, Bolivia, Honduras -si contabilizamos la presidenta electa-, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Venezuela), 8 de derecha (Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Paraguay, República Dominicana y Uruguay) y dos de centro (Costa Rica y El Salvador).

Y ahora en la segunda vuelta electoral, se enfrentan en Chile, Gabriel Boric, de corriente izquierdista y Antonio Kast de corriente derechista. Por lo que cualquiera de las dos victorias inclinaría la balanza hacia una corriente ideológica en la región, lo que no es más que un síntoma de la ya multi nombrada polarización. Además, es claro que existe un crecimiento global de la corriente de derecha por distintas razones, que algunos ya han analizado.

 

En El Hilo, podcast de Radio Ambulante, escudriñan ciertos puntos necesarios para entender la elección chilena y dan un peso fundamental a la incertidumbre generada por el movimiento chileno a favor de mejorar la educación pública y las condiciones laborales, además de la pandemia, por lo que la derecha ofrece una salida de certidumbre y algún atisbo de paz social. Por otro lado, la izquierda vive un culmen después de transcurrir años en un movimiento que se ha reflejado en el reciente plebiscito y asamblea constitucional. Por lo que la polarización está dada, como tendencia y en ese contexto, también resulta una tendencia global virar a la derecha por su promesa de estabilidad y certidumbre. 

_____

_____

 

El adultocentrismo y la tendencia a la vejez

Por otro lado, una tendencia histórica que la clase gobernante tiene en todo el mundo tiene que ver con la edad, por ejemplo, los votantes en el Brexit o los votantes de Trump tenían una edad alta y decidieron en nombre de las juventudes; lo que deja a la luz de todos algo más que evidente, en política las agendas de los adultos y la clase gobernante tienen un número de edad alto que excluye las agendas de la niñez y de las juventudes. La elección de Chile también plantea una antitendencia: la juventud sobre la adultez. Boric tiene 35 años, Kast tiene 55 años. 

 

Chile y la democracia

En este lado de Latinoamérica, referirse a Chile y Uruguay en materia democrática es casi hablar de la panacea. Chile ha tenido un camino democrático ejemplar, los progresistas de este lado del continente tienen como referencias a Allende y algunas a Bachelet. En México, hay algunos auditorios universitarios como en Guadalajara que llevan el nombre de Salvador Allende. 

Chile ha tenido plebiscitos convocados para legitimar dictaduras como el Pinochet, pero también para convocar  a una nueva constitución, derivado de un movimiento estudiantil, que dicho sea de paso tuvo más participación que la propia elección presidencial. Ha tenido la represión política más fuerte de la región con Pinochet, pero también un movimiento ejemplar constituyente de deliberación y participación ciudadana que derivó en un proceso electoral particular que hoy enfrenta su destino en una segunda vuelta electoral el 19 de diciembre. 

Las mujeres y Chile

Además de este contexto es importante destacar el papel del feminismo y las mujeres en la elección chilena, por ejemplo, Camila Vallejo, diputada y parte del equipo de Boric ha sido una vocera que ha aportado en el debate público y evidenciado Fake News de Kast:

En CNN, comentó sobre las mentiras y debate de Boric-Kast:

“Yo creo que lo peor de José Antonio Kast no es solamente el repertorio de mentiras, sino que incluso también sus verdades. En el último debate dijo 22 mentiras, dijo que habían quebrado las farmacias populares, la óptica popular; dijo que Gabriel proponía mantener incluso las AFP, que se había dado una voltereta. Dijo muchas mentiras que incluso fueron corroboradas”

Además, en la primera vuelta electoral, por primera vez en la historia chilena, tendrán una diputada trans Emilia Schneider, esta presencia del feminismo en Chile, debe considerarse cuando la disputa se centra en la derecha vs la izquierda. 

Algunas reacciones de mujeres sobre la elección chilena:

 

El fenómeno

Por estos elementos y por las antitendencias que representa Gabriel Boric es que entrevistamos a dos personajes chilenos que nos dan su enfoque sobre lo que sucede en el país sudamericano: Chile tiene en la boleta a un personaje que representa las tendencias globales como Kast y a un anti tendencia que pone a la juventud y a la izquierda como principal agenda. 

Platicamos con Diego Márques, militante de Convergencia Social y con Emilio Moya, académico experto, no militante de Boric. Y abordamos algunos temas particulares, siempre bajo el enfoque de una campaña marcada por la lucha generacional y la polarización. 

 

¿Quién es Gabriel Boric? 

Diego Márques: Es una persona bastante cercana, porque yo lo escucho hace mínimo diez años porque vino el movimiento estudiantil de, sobre todo, del dos mil diez, dos mil once, lo debes conocer por el nombre la Revolución o el Movimiento de los Pingüinos en Chile que fue más de secundarios en dos mil seis. Gabriel Boric es una persona bastante, para nosotros, para este tipo, para mi generación o para mí específicamente, que lo conocemos más o menos del dos mil diez que él fue Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, la Universidad pública más importante de Chile y de ahí se vuelve una versión con la misma generación de Camila Vallejo que ya también es Diputada del Partido Comunista y está la alianza de gobierno que está ya encabezando “Apruebo Dignidad” que se llama esta conexión parlamentaria para la Constituyentes y para la Presidencial que es el Frente Amplio más el Partido Comunista y los aliados del Partido Comunista que sería “Apruebo Dignidad” ¿ya? Entonces es una persona bastante cercana, en ese sentido, que después de ser representante estudiantil como él es de la Zona del Austral, de Magallanes se presentó a candidato independiente por esa zona.

Saltó un poco con el ímpetu que él quería, de poder dar una salida a la protesta y canalizar un poco todo lo que la gente movilizada había pedido en las calles, así que, eso es como la figura de Gabriel Boric, una figura bastante fuerte y ahora lo tienen muy bien encumbrado porque es una persona que ha ido derribando lo posible.

Analizar un poco todo lo que la gente movilizada había pedido en las calles
Es una persona que ha corrido cercos imagínate, el primer Diputado Independiente que rompe el binominal y logra llegar al Congreso, es reelecto la elección siguiente, como Diputado por la misma circunscripción de Magallanes, va hasta primaria con Jadue, que el Frente Amplio, el candidato que todos pensamos que era el fuerte, que lo pedía la ciudadanía, las encuestas lo tenían bien posicionado era a Daniel Jadue candidato a alcalde, cambiado al Partido Comunista, Daniel o sea Gabriel Boric va a competir con él pero con una sensación de competir, pero incluso en especie como le dicen en Chile de “Palo blanco” así como ya para que, el fondo para que Daniel Jadue se luzca y no le sea tan fácil sino que tenga un poco de competencia y Gabriel Boric con sus propias capacidades se creía el cuento, yo tengo un poco gente cercana, específicamente mi hermano que tienen más militancia en el Frente Amplio, que lo conoce y que él se creyó el cuento al momento que le dieron la base y lo respaldaron como candidato Presidencial.

Que bueno también hubo un proceso de junta de firmas pero quizás es un poco más técnico, para legalizar su inscripción que él se creyó, como se dice acá en Chile, se creyó el cuento y logró posicionarse que él creía que podía ganarle a Jadue en un debate de ideas y de propuestas y así lo hizo, le ganó y le ganó por bastante, la verdad nosotros pensamos que si Boric llegase a ganar le iba a ganar bien estrecho y la verdad que le sacó casi quinientos mil, seiscientos mil votos de diferencia, entonces eso lo tiene ya bien encumbrado yo creo que también para Gabriel ha jugado que a través de los debates, de las propuestas de ideas, se ha tornado una persona bien cercana, bien humilde, ha jugado mucho su carisma.

 

¿Por qué se llegó a una elección polarizada?

Diego Márques: Bueno Chile viene de un proceso de alta convulsión social, tuvimos aquí, a lo que comúnmente se le llama un estallido, una revuelta social, el diecinueve de octubre del dos mil diecinueve. Desde la derrota de Pinochet del ochenta y nueve, como gran hito, en el fondo, del pueblo de Chile como representación y eso nos abrió por algunos muy criticados por otros seguidos, como el proceso de que esa revuelta a la institucionalidad de Chile la pusieron un poco en desbalance y que la forma de poder darle institucionalidad a ese proceso fuera la abertura a un proceso constitucional que tenga que ver con participación, bueno, está el eterno debate entre la Asamblea Constituyente y otras formas de poder armar un proceso Constituyente, pero en este caso, la institucionalidad, se dio la opción de una convención, una opción a ese plebiscito que se votó si queríamos nueva Constitución o no. 

Chile viene de un estallido social desde el dos mil diecinueve que genera una gran primera transformación
Emilio Moya: Gabriel Boric que representaría al frente amplio, al Partido Comunista y José Antonio Kast que representa al Partido Republicano, un partido que está a la Derecha, bien a la derecha el espíritu político muy cercano, por cierto, a personajes como Bolsonaro o Trump ya estamos hablando de ese tipo de ideología yo diría y por tanto aparecen en estas encuestas que no le han acertado últimamente. Chile viene de un estallido social desde el dos mil diecinueve que genera una gran primera transformación.

Yo diría que lo que se está discutiendo en la actualidad que la nueva constitución a partir de un proceso democrático se eligieron a quienes van a escribir la constitución en términos de política comparada es la primera constitución con paridad de género y con representación de pueblos originarios entonces en esa elección lo que se produjo fue un golpe sorpresivo, sobre todo para los analistas políticos, yo no soy analista político pero en general para la mayoría de los analistas los resultados de esa elección fueron sorprendentes porque la lista del pueblo, una lista que se organiza independiente, a favor del cambio constitucional, gana, obtiene una gran cantidad de escaños, seguida, no cierto, por el Frente Amplio y el Partido Comunista, que es de donde viene la candidatura de Boric, la concertación obtiene muy poco, la nueva mayoría, lo que fue antiguamente la concertación por escaños y la derecha menos escaños y hay otro grupo que es independiente pero no es neutral y que está ligado a la centro izquierda, entonces si tú me señalas la convención, principalmente en términos ideológicos, está muy representado el sector Izquierda, Centro Izquierda y yo creo que si uno lo analiza sociológicamente lo que pasa en la convención constitucional es muy interesante, porque yo creo que es una de las pocas instituciones democráticas en Chile que representa realmente al Chile verdadero.

 

¿Cómo juega la lucha generacional en esta elección?

Diego Márques: Si pienso que puede haber un contexto sobre todo ya en Chile que el fondo le hace mucho sentido por un tema generacional, el Frente Amplio recoge las demandas de una generación que hoy día tiene menos de cuarenta y cinco años, donde estamos altamente endeudados por la educación, por estudiar en la universidad, tenemos salarios en el mercado laboral más o menos bajos, poco acceso a la vivienda, que cada vez es más difícil conseguir un crédito hipotecario, los costos de la vida cada vez son más difíciles, crisis de salud mental, entonces hay una generación que está en esa necesidad como de encontrar soluciones que en el Estado no las encuentran o se encuentra poca solidaridad del Estado y en el fondo tenemos que recurrir al mercado y obviamente al recurrir al mercado nos encontramos en la situación de que el que tiene para pagar podría solucionar o estar mejor posicionado para resolver los múltiples problemas que uno tenga.

 

Emilio Moya: La votación de Boric fue impresionante porque además fue una candidatura que fue prendiendo las últimas dos semanas antes de la elección primaria, yo creo que ahí el componente más importante tiene que ver, yo no lo conozco, pero sí lo conocimos en relación al apruebo y desapruebo es decir, sí aprobamos o no el cambio a la Constitución y después cuando se eligen a los convencionales constituyentes: el voto joven, el voto joven marcó una gran diferencia en esas dos elecciones y vamos a ver si el voto joven sigue en esta tónica y marca una tendencia.

Yo diría que aquí el componente grave fue el voto joven, votó una gran cantidad de personas jóvenes y además de estrato socioeconómico bajo, en un voto voluntario siempre hay un sesgo que participa la gente con mayor educación, un voto adulto, adulto mayor y por lo tanto se ven más representadas en ese voto las comunas de más ingreso pero, las dos elecciones como más importantes, cambiar o no a la Constitución y después elegir a los representantes, existe una alta participación sobre todo de jóvenes y también de personas de los sectores populares y eso es lo que hay que observar, yo diría, en esta elección si es que van a salir a votar esos jóvenes de esos sectores y de ahí yo diría que la balanza se va a inclinar por Gabriel Boric, puede inclinarse por Gabriel Boric.

 

¿Cómo le beneficia o perjudica a Boric la lucha generacional?

Vive una vida como no tan tradicional como, bueno, no está casado, no tiene familia
Diego Márques: De repente, como era joven tiene mucho, también muchos egos de la gente mayor, como decías tú, generacional, de ser un niño, una persona de treinta y cinco años para mí no es joven o sea, es joven en ese sentido pero tampoco es un niño y en el sentido de que vive una vida como no tan tradicional como, bueno, no está casado, no tiene familia, está dedicado a la política, entonces como que no tiene los patrones más o menos como de un país más o menos tradicional como es Chile que como una charada ya tiene que tener la vida resuelta con perro, casa, auto e hijos, entonces ahí uno escucha a los mayores, a la gente que tiene más de cincuenta, sesenta años, como que castigan es que como es muy, es muy cabro cuando dicen “va a votar por Boric, es muy cabro” como acá le decimos al cabro es como a un niño, como a un, como un “chaval” como dicen los españoles, un “pibe” los argentinos ¿cierto? Entonces un “chavo” dicen en México.

Emilio Moya:  Es una buena pregunta, una difícil pregunta a abordar, yo no tengo una tesis definitiva entonces voy a tratar de hipotetizar algo, yo creo que hay múltiples factores, o sea, está la edad, pero ojo, porque con el candidato que más compite, un candidato que viene de la política, por así decirlo, tradicional además, como te digo muy desde el lado conservador, conservador, o sea, la idea de hacer una zanja, un canal para que no pasen los inmigrantes en Chile, o sea, y tiene una alta votación, entonces yo creo que los virajes en Chile, claro ahí el viraje principal y que uno podría ver que está medio difuso el viraje izquierda-derecha, el viraje político izquierda derecha.

Por otro lado, también uno podría decir el tema de edad, pero yo también creo que lo que pasó en América Latina, ¿recuerdas tú? para que asumieran gente como Trump, gente como Bolsonaro tiene que ver luego de diferentes conflictos sociales que se originan en Estados Unidos y en Brasil y esto ocurre en Chile, en Chile tenemos un gran conflicto social y generalmente después de un conflicto social, la mayoría de las personas, o sea, no sé si la mayoría, pero un porcentaje no menor, para ser más exacto, no menor de personas quiere restaurar el orden de alguna manera, o sea, extraña el orden y yo creo que acá se está apuntando a la idea del orden social, la idea que la gente quiere vivir en paz, en tranquilidad, entonces se agrega ese tercer viraje que es el orden, por un lado el hacer creer que está del lado del orden y que Gabriel Boric viene por otro lado ¿no es cierto?

Con el desorden, con la anarquía, con el comunismo, cuando el programa de Gabriel Boric es un programa muy cercano a la social democracia, no es para nada un programa ni comunista, ni cercano a Venezuela, a Bolivia, que es finalmente el discurso también del miedo que se expresa acá de los sectores de la derecha más conservadora que “va a venir lo peor del mundo, que viene el Comunismo, que viene la inestabilidad política, etcétera” entonces, yo creo que ahí se convergen diferentes ejes pero quizás de edad, derecha-izquierda y orden-conflicto, son ejes que empiezan a jugar, también obviamente hay un discurso de la preparación de que Boric no es una persona que se maneja mucho con las cifras, en un momento se le criticó mucho eso, se le criticó su poca experiencia, efectivamente hay una crítica ahí más desde la mayoría de edad, entre comillas, de la adultez tradicional ¿no es cierto?

A este adulto que sería más joven, pero yo diría que ahí hay tres elementos que hoy día en el discurso uno puede establecer como diferenciadores, el discurso de Kast es un discurso que genera adhesión porque recuerda el Chile de Pinochet, después de la dictadura, tiene un porcentaje de votación importante, casi el cuarenta y cinco por ciento de los votos con todo lo que significó Pinochet para este país y de eso no han pasado más de treinta años, entonces un candidato que además es muy cercano a Pinochet, fue muy cercano, es defensor de cierto, amigo de violadores de Derechos Humanos, ya, por ejemplo Krassnoff y otros que fueron violadores de Derechos Humanos atroces, tenga un porcentaje de adhesión o las encuestas lo pongan en alguna encuesta que va a ganar la segunda vuelta incluso, entonces ahí yo no creo que hay un tema de edad yo creo que tiene que ver con que, además la izquierda en Latinoamérica y en Chile, particularmente en Chile, le tiene miedo al discurso del orden, le tiene miedo al discurso de la seguridad, confunde seguridad y orden con autoritarismo y totalitarismo y con estado represivo y no, y realmente han crecido.

Hay una percepción mayor de delincuencia, hay una percepción mayor de narcotráfico en el país, ya incluso hay políticos vinculados al narcotráfico, entonces, casi se hace cargo de ese discurso y creo que la izquierda ha dejado ese espacio para que la derecha y sobre todo la candidatura de Kast pueda crecer en ese discurso, el discurso del orden, el discurso de la seguridad, de meter preso a los delincuentes, de no indultar, de evitar los extranjeros que vienen a quitar trabajo, entonces, además está apoyado por un grupo de evangélicos acá, va por un partido cristiano, entonces hay que ver, hay que ver, como te digo, las encuestas no le han acertado a ninguna, pero yo creo que Kast es agresivo, en términos electorales es agresivo y vamos a ver lo que pasa con Boric.

 

¿Cuáles son los enemigos de Boric?

Diego Márques: Tiene que ver con la élite, la élite uno la encuentra en la derecha y lo que él hace es concertación porque en el fondo lo ve así en el sentido de que Chile es un país que tienes diez familias como país muy desigual, quizás también como México, tiene diez familias que lo controlan todo, ocho familias que controlan que son los grupos económicos más importantes que tienen el retail, los súper mercados, los canales de los medios de comunicación, las universidades privadas, tienen los equipos de futbol, bueno controlan una cantidad de espectros de la vida económica cotidiana de la gente que en el fondo alguien que no venga de la élite de ellos o del grupo de ellos los pone nerviosos, porque creen que les van a mover las reglas del juego que tanto le han beneficiado, entonces hoy día el Frente Amplio, Gabriel Boric, entre comillas, también sufre el ataque de todas partes, por tanto del Centro Izquierda de Chile y la Derecha porque es un político que no le asegura gobernabilidad ni muy afinidad a sus intereses.

 

No son revoluciones son de aspectos social demócrata nomás, son que el estado vuelva a defender a las personas a un nivel de dignidad en el fondo
En el fondo, porque obviamente el Frente Amplio no es muy afín o ideal al establishment Chileno, entonces obviamente que una reforma tributaria a ellos les pone nerviosos, les pone nerviosos porque más allá que la reforma que se pueda lograr bajo el gobierno de Gabriel Boric, viene la Constitución que puede salir, que obviamente va a afectar ciertos intereses económicos como renacionalizar el agua, y muchas otras cosas que están en manos de los privados, entonces de repente hay un, o sea paltas o aguacate se producen con más agua que hay lugares que están sin agua potable por ejemplo y hay más derechos de agua para plantar aguacates por ejemplo en Chile, en ciertos lugares de Chile que en el fondo se da, se ocupa el agua para regar aguacates y hay ciudades y pueblos que no tienen agua potable, entonces ese tipo de cosas hoy día el Frente Amplio está y son, no son revoluciones son de aspectos social demócrata nomás, son que el estado vuelva a defender a las personas a un nivel de dignidad en el fondo, por eso que la palabra también dignidad, dignidad desde el taller social, el Frente Amplio y todo este movimiento político resurge bastante esta palabra que está en cuestión y se puede debatir después más delante de eso, que está en el centro es como volver a tener dignidad, si tampoco es destruir el neoliberalismo, ni, quizás es suavizarlo, en el fondo, en ciertos muchos otros aspectos entonces yo diría que quizás los enemigos políticos electorales están todos los que hoy día no es el Frente Amplio porque si obviamente para el establishment Chileno hay un tema de que en el fondo les toca un porciento de su intereses y para ellos es una crisis existencial, o sea ellos, el fondo por ejemplo, si el Frente Amplio los tocara le diría “mire, ustedes van a perder dos por ciento su privilegio” para ellos es una derrota terrible, patalean, golpes de estado, hablan y por eso que la extrema derecha está con Kast, porque ellos lo están inflando o sea quieren una, quieren pelear electoralmente lo de la seguridad, desde el orden desde lo que Chile ha progresado según y bajo la lógica de ellos.

Pronóstico electoral

Diego Márques: La centro izquierda para no perder, o sea la derecha para que el Partido Comunista y el Frente Amplio no llegue al poder se va a cuadrar detrás de la Democracia Cristiana en este caso, que es el partido como de centro, históricamente como hicieron en el sesenta y cuatro contra Allende o sea la Derecha tenía un candidato muy malo y llamó a votar a todos por la Democracia Cristiana con tal de Allende no saliera electo y así ganara la elección con Frei Montalva en aquel momento, entonces yo creo que ahí Gabriel Boric no tendría eventualmente mucho en donde crecer, así que electoralmente como en esa idea de balotaje yo creo que es más beneficioso para Gabriel Boric enfrentarse a la extrema derecha que a la centro izquierda.

 

Emilio Moya: Acá hubo un aire exhibista luego del triunfo contundente del aprobar el cambio Constitucional y después del constituyente que se pensó que la carrera presidencial estaba a nada y que la Derecha estaba muerta y yo creo que, no nos vaya a pasar el: “no los vimos venir”, que no sacar justamente la experiencia de Estados Unidos y de Brasil después de momentos de bastantes estallidos y conflicto social, yo creo que efectivamente este país es un país bien volátil en términos electorales, o sea ¿cómo te explicas tú que Bachelet, Piñera, Bachelet, Piñera hayan sido los últimos cuatro períodos presidenciales? Entonces, el país no es tan de izquierda como se nos ha hecho creer en la últimas dos elecciones, ni tan de derecha, entonces, siempre va a fluctuar, siempre hay un elemento muy volátil del comportamiento electoral del chileno y la chilena, entonces, me parece si lo que no hubo fue esta noción de que Kast en el fondo pudiera crecer, ahora, en términos electorales. A mí se me imagina que con el extremo de Kast mucha gente de Centro, Centro Izquierda va a terminar votando por Boric en vez de Kast eso es lo que uno supondría y tiene mayores probabilidades de ganar, entonces la crítica de Boric a Kast no ha sido tan potente o tan fuerte.

Creo que en Chile la élite económica y política estiraron demasiado el elástico, como se dice en Chile, es decir, abusaron de la sociedad Chilena hasta que la sociedad Chilena dijo “ya basta” y en ese sentido se necesita un programa de ciertas transformaciones sociales que son importantes en ámbitos de la salud, la educación, la previsión social y en ese sentido creo que la candidatura de Boric es una candidatura que puede garantizar también ciertos cambios desde el punto de vista institucional, yo no creo en la salida revolucionaria para la transformación de la sociedad Chilena y creo que Boric ha dado, él firmó el acuerdo de noviembre para ir él a una elección, a la cual se le acusó de amarillo, y jugó su capital político ahí, él firmó ese acuerdo y me parece que eso es un acto de coherencia y de valentía de creer en las instituciones, bastante importante para alguien que fue tildado después de amarillo.

Creo que en Chile la élite económica y política estiraron demasiado el elástico, como se dice en Chile, es decir, abusaron de la sociedad

En Chile amarillo es como la versión a que “ni fu ni fa” me parece que ahí demostró una madurez política o liderazgo en el cual él puso en juego su capital político, lo funaron en ciertas partes, lo agredieron verbalmente y sin embargo él, yo siempre he dicho, acá hay cierta parte de la izquierda Chilena que quiere sacar a Piñera a como dé lugar y lo más importante era sacar a Piñera y no se da cuenta que hace cinco años atrás si nos hubieran preguntado: ¿Cambiar la Constitución de Pinochet? o sea, eso era impensado y están cambiando la Constitución de Pinochet.

Osea, están cambiando todo el andamiaje político institucional que sostiene el neoliberalismo Chileno y una forma de desarrollo bastante excluyente, yo valoro que el país que efectivamente creció, no hay que ser miope en eso, pero creció a costa de una desigualdad muy grande y a mí me parece que el programa de Boric lo que de alguna manera trata de recomponer tiene que ver con eso ¿por qué? Porque además está ahí escribiendo una nueva Constitución, imagínate que Kast sea Presidente, que votó por el rechazo, va a ser el Presidente que puede echar atrás la nueva Constitución y puede, en el fondo, porque si se rechaza la nueva Constitución continuaría la Constitución de Pinochet, entonces Kast puede ser el salvador de la Derecha Chilena, puede ser el salvador, históricamente el personaje después de Pinochet más relevante para la Derecha Chilena porque puede tirar atrás todo el proceso constituyente, entonces, me parece que lo que se juega la próxima semana no es menor.

 

Y si Boric pierde…¿El espejo brasileño?

Diego Márques: Yo lo veo como algo catastrófico que podamos perder porque somos un proyecto que en el Fondo no es un proyecto nuevo en ideas pero si como movimiento institucional de disputa del poder en Chile, es bastante nuevo y va en permanente ascenso o sea, como te comenté, de tener dos diputados en la elección siguiente a quince diputados, una candidata presidencial que salió tercera, que hoy día la constituyente tenemos creo que treinta Constituyentes dentro de, que en el fondo se subió más incluso del fondo de lo que era la representación en el Congreso, entonces, yo creo que en términos como electorales no es ninguna derrota, claro lo que está justamente en contexto sería algo demasiado descabellado pensar que después del movimiento social que ha implicado Chile con una apertura constitucional, con una gente que en fondo requiere ayuda, garantías sociales, paz social, ya significa que le den soluciones en salud, en educación, en previsión social y en muchas otras cosas más, terminemos con un gobierno que, una persona que adora a Pinochet, que adora a Bolsonaro, que es fanática de Trump, que es todo lo contrario a lo que la gente ha estado pidiendo en la calle todos estos años, entonces, sería bastante, o sea, nadie tendría la explicación para, pero bueno vivirían los poderes fácticos en las redes sociales, tú que eres periodista o en los medios sabemos que hoy en día sabemos que el efecto Trump y Bolsonaro no nacieron de la nada.

Emilio Moya: Yo creo que lo que sorprendió fue la alta votación de Boric y eso da a entender que la sociedad Chilena, de alguna manera, está cansada de que siempre sean los mismos, si bien Kast, uno podría decir: “fue diputado” Kast también tiene justamente este discurso pero desde una lógica más populista, diría yo, del antipolítico, de que va a sacar grasa del estado, de que va a sacar funcionarios, a los veladores políticos que acá hay que hacer las cosas y engancha con ese discurso de la política tradicional, creo que Boric lo hace desde otra epistémia, desde otra visión, desde la visión más de la esperanza, desde la visión de que otro Chile es posible y es un tipo que a mi juicio me parece que más allá de la edad ha demostrado de sobra que el camino que él toma es un camino institucional para llegar, de hecho participa en una primaria, como te vuelvo a decir , creo que gran parte de su capital político de alguna manera lo pone en juego en el acuerdo de noviembre, donde quienes firmaron eso fueron tratados por la izquierda, uno podría decir mucho más extrema, como amarillos, como que estaban vendiendo al pueblo por no sacar a Piñera, por salvar a Piñera, en vez de pensar en algo más importante que es cambiar la Constitución de Pinochet, entonces, me parece a mí que en el caso Chileno.

Kast si gana ¿con quien va a mandar el país?, si no tiene partido político,
Boric lo que tiene, el desafío, es que él tiene que dar pruebas de que puede gobernar el país y gobernarlo desde generar transformaciones, no de mantener el status quo y eso es la confianza que  quizás va a tener que generar con respecto a sus electores, a sus electores que están más indecisos, a los que estamos más convencidos, el candidato tiene que ir a convencer ¿no? a los convencibles, o sea, a los que no sabemos si van a votar por nosotros o no y en eso yo creo que ahí va a operar mucho más fuerte esta idea del orden, del orden, orden – desorden, conflicto – orden.

Me parece que en el caso Chileno que haya votado más de un millón por Boric y Boric no haciendo una campaña, desplegando una campaña en la primaria, me parece que es una votación no menor, es una votación muy importante y yo creo que da el salto, además, creo que lo que le importa viene en la gente con la que va a estar, hay gente bien preparada, a mi juicio, hay gente que de alguna manera políticamente también tiene preparación más tecnopol que tecnócrata yo diría, es decir, que combina elementos más técnicos con elementos más políticos y por otro lado la pregunta es, Kast si gana ¿con quien va a mandar el país?, si no tiene partido político, o sea, fuerte, como el Partido Republicano es un partido nuevo, va a terminar igual que Bolsonaro llamando a exmilitares, militares a ser ministros y ya vemos lo que pasó en Brasil entonces.


Vídeo Recomendado



Previo

Gobierno de Claudia Sheinbaum gastará en publicidad el doble que en Atención a la Mujer

Siguiente

Dos tercios de los migrantes son transterrados económicos: huyen por falta de trabajo y/o malos pagos

Sin comentarios

Deja un comentario