4 apuntes sobre Evo Morales en México 

#VueltayVuelta es una columna recurrente de Carlos Aguirre en #VíaLibre


Aunque la 4T sea agotadora, no aburre. Ahora con el tema de Evo Morales hay algunas reflexiones pertinentes que quisiera exponer. 

 



El asilo es un acierto

 

No solo es un derecho que el gobierno mexicano debe garantizar y que además tenemos regulado en nuestra legislación, en una ley promulgada por Felipe Calderón, aunque al PAN eso le duela. Ofrecer el asilo político es una buena decisión, además de ser una tradición diplomática buena, es un derecho al que cualquiera podemos acceder si somos perseguidos políticos. 

Es un acierto también para Marcelo Ebrard, quien, como dice Carlos Puig, no hace nada discreto, y aprovecha esta situación para posicionarse aún más, como el miembro del gabinete más mediático. 

Es un acierto también, porque con esta decisión la 4T le habla a sus bases de izquierda que pudieran estar resentidas por algunas decisiones que no van apegadas a la ideología que los hace simpatizar con el presidente. En ese sentido, es un acierto su asilo. 

 

Excesos de la 4T

Sin embargo, es un exceso que la presencia de Evo Morales provoque una especie de turismo político: se le otorgaron las llaves de la ciudad, desayuno con líderes legisladores, foto con miembros de gabinete, rueda de prensa y comidas con funcionarios. Eso es un exceso, se banalizan el asilo político y manda un mensaje erróneo al mundo. Incluso, como da cuenta Reforma, a la propia ciudadanía mexicana, quienes se oponen a otorgar asilo a Evo. 

_____

_____

 

Excesos de la oposición

También es cierto que el PAN está extraviado, al menos en su dirigencia nacional y en algunos liderazgos quienes rechazaron asilar a Evo y aceptaron el golpe de Estado como una medida necesaria para revocar el mandato. Se les olvida su vocación democrática, donde obtuvieron posición a través de las urnas y que eso costó muertes.

Necesitamos recuperar o construir el acuerdo nacional y mundial de que por encima de todo hay que defender la democracia y un golpe de Estado bajo ninguna circunstancia está a favor de la democracia.   

 

México en el espejo de Bolivia

La cordial invitación que realizó el poder militar al poder civil de renunciar en Bolivia, es una acción reprobable, sin embargo hay que vernos en ese espejo. ¿Cómo está relacionando el poder militar y el civil en México desde hace 13 años?, ¿hay molestia?, ¿conformidad?, ¿está ejerciendo sus facultades u otras que no les deberían corresponder?, ¿es correcto que se le encargue construir un aeropuerto?, ¿patrullar las calles? 

En México, tenemos un escenario delicado en la relación entre el poder civil y poder militar que viendo el espejo de Bolivia debemos reflexionar. 

 

Previo

Encuentran metales tóxicos en el 95% de los alimentos para bebés

Siguiente

The Politician: la ambición y la obsesión 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *