La 4T no ha llegado al sistema de partidos / #VueltayVuelta

Una columna recurrente de Carlos Aguirre


La noticia de la semana es que Morena recibirá mil 700 millones de pesos, cien millones más que en 2018, mil millones más que en 2017. Para esto hay algunos matices, así lo establece la ley, no es que el INE haya decidido dar más dinero a Morena para quedar bien con el oficialismo, eso es digno de una página de Fake News; la verdad es que la fórmula constitucional dice que si logras más votos tendrás más recursos: ¿injusto?, quizá para los partidos chicos y candidatos independientes, pero esa discusión debe darse ahora en la posible reforma electoral. Pero la discusión no es que Morena incumplió al recibir más recursos sino que Morena incumplió al no modificar el régimen de partidos políticos.

Tatiana Clouthier y Mario Delgado presentaron una iniciativa para reducir el financiamiento público de los partidos a la mitad, no ha prosperado esa discusión y eso que tienen mayoría, porque se está discutiendo en un marco más grande sobre la Reforma Electoral, mientras eso sucede, desde que la Cuarta Transformación nos llegó, Morena ha recibido incluso más recursos de lo que recibió el PRI en 2017 (Alrededor de mil millones de pesos), claro, esto con el matiz de que Morena recibió más votos que el PRI en 2015. Hoy no hay diferencia en cuanto a los recursos públicos recibidos entre PRI y Morena.



Lorenzo Córdova, presidente del INE declaró que si los partidos quisieran, pueden regresar los recursos y el INE lo reintegra a la federación. Morena prometió hacerlo para beneficiar a los damnificados del temblor de 2017 y no lo hizo. Jorge Álvarez retó a Morena para reintegrarlo y estamos en espera de esa respuesta.

Hoy los partidos políticos reciben la misma cantidad de dinero que antes, no ha llegado la 4T al sistema de financiamiento de partidos; seguimos igual. El reto es que el financiamiento sea menos, que la fórmula sea más equitativa para todos, que sea más justa, que incentive a los partidos hacer trabajo por la democracia, que se haga la bolsa general en relación a los votos obtenidos y no a los habitantes, que se hagan campañas austeras, que se fiscalice a los partidos de una manera efectiva, que se les exija transparencia.

Seguimos en espera de la Cuarta Transformación en el sistema de partidos.

Previo

La ballena que se tragó a un león marino o el vicio de no leer. 

Siguiente

Hombre está en coma por negligencia de la policia de la CDMX

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *