Los mexicanos pagaron más por gasolinazos con AMLO que con Peña Nieto: Un explicador

Hace justo tres años, mientras terminaba el 2016 y comenzaba el 2017, hubo una serie de revueltas sociales que golpearon el último periodo efectivo durante el gobierno de Enrique Peña Nieto: las protestas en contra del infame gasolinazo

Todavía se veía lejano el triunfo del actual presidente López Obrador en 2018 y el PRI seguía presionando en asuntos clave como los impuestos a gasolinas, además de la amenaza de la Ley de Seguridad Interior. Morena, si bien no era la mayoría de hoy en día, intentaba ganar simpatías por medio de un apoyo (muy a su estilo) a causas con arrastre popular, pero no tanto así con su trabajo en el legislativo.

Decimos que muy a su estilo porque usualmente, y con AMLO como vocero en algún mitín masivo, desde Morena se pronunciaban en contra de los denominados abusos del PRI y la mafia del poder. Para comenzar, desde el 2013 (a un año de la entrada de Peña) López Obrador hablaba de los horrores del gasolinazo:

Y antes de las elecciones del 2018, AMLO prometía que de llegar a la Presidencia bajaría el precio de las gasolinas, a pesar de que Morena en el Poder Legislativo no hizo demasiado por el tema antes del presente sexenio.

Dice una nota de Regeneración, el medio oficial de Morena que dirigía Jesús Ramírez Cuevas (actual vocero de la Presidencia):

Andrés Manuel López Obrador anunció que de ganar la presidencia en 2018, «se creará una zona libre o franca a lo largo de los 3 mil kilómetros de frontera con Estados Unidos, también habrá una política fiscal especial, es decir, se reducirán los impuestos (IVA), los precios de los combustibles y la energía eléctrica».

Morena «es el único partido que tiene la libertad de hacer ese tipo de propuesta, porque no tiene compromisos con grupos de intereses creados, porque su amo es el pueblo de México. “Sería fatal, después del 18, que siguiera esta mafia oprimiendo y destruyendo a nuestro pueblo”, señaló.

Incluso, existe un vídeo:

_____

_____


Recién estrenado el gobierno de López Obrador, no se veía el plan para reducir el IEPS y en lo que sería una muestra del modelo de Presidencia para extinguir las crisis mediáticas, la conversación se cambió a una supuesta lucha contra el huachicoleo. Todo esto en medio de una baja del precio de las gasolinas en el mundo, mientras en México no solamente no se redujeron los aumentados establecidos con Peña Nieto sino que se subieron aún más los precios, a pesar de la promesa de AMLO antes del 2018.
Ya sabemos como resultó eso:

Diputados aprueban gasolinazo para 2019

Ahora en Morena dicen que no se podrá dar reversa al gasolinazo

Mario Delgado no da reversa al gasolinazo, pero sí gastó 1 millón 800 mil pesos en viajes y viáticos

La guerra contra el huachicoleo dejó la misma tendencia respecto al aumento del IEPS e incluso también heredó algunas lagunas legales como el que estuvieron circulando pipas por las calles a pesar de que eso violaba una NOM anterior:

¿Recuerdas las pipas que compró Pemex? De 662 sólo están circulando 69

Ahora, con el tema huachicol fuera de los noticieros y a un año de la llegada de AMLO a la Presidencia, se han actualizado los impuestos para combustibles. Por supuesto, no se cumplió el discurso del Presidente de hace unos años.

Leemos en Forbes:

Hacienda decide cada semana si aumenta o reduce estímulos fiscales al IEPS, a fin de que se paguen más o menos impuestos, ya que esta es la forma en la que evita que la gasolina suba de precio más allá de la inflación. Así, el consumidor deberá pagar 4.95 pesos por litro para la gasolina Magna −menor a 91 octanos−.

Quienes usen gasolina Premium −mayor o igual a 91 octanos− tendrán que pagar 4.18 pesos por litro a partir del miércoles 1 de enero. El diésel también tendrá una nueva cuota del IEPS y será de 5.44 pesos por litro, mientras que en los combustibles no fósiles la cuota se ubicó en 4.18 pesos por litro.

O lo que es lo mismo: el IEPS sigue y cada vez más fuerte. Gasolinazos en tiempos de la 4T.

Posdata

Un medio regiomontano llamado MobilNews calculó que cada automovilista pagó $11,372 por IEPS durante el año que el presidente López Obrador lleva gobernando. Un aumento de los casi 7 mil que se pagaban con Peña Nieto.

Dice la nota:

Para el cálculo MOBILNEWS.MX consideró un vehículo que recorrió 20 mil kilómetros en el año y que tiene un rendimiento promedio de 8 kilómetros por litro, por lo que su consumo de combustible en el periodo fue de 2 mil 500 litros.

También se consideró gasolina de bajo octanaje, conocida popularmente como Magna, que es la más consumida en México.

Mientras en Estados Unidos, en donde se produce la mayor parte de la gasolina consumida en México, la gasolina regular bajó 4.6 por ciento su precio, con López Obrador ha subido.

Lo anterior es provocado por el incremento del 56.7 por ciento en el IEPS, sin considerar este impuesto en ambos años, el gasto anual en gasolina regular bajó 3 por ciento.

 

Previo

Los cerebros de mamás e hijas funcionan en red

Siguiente

México: Las 10 notas ambientales del 2019

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *