Rosario Piedra sobre las protestas #25N: ” no podemos comportarnos igual que un torturador, que un violador”

No sabemos qué está pasando con Rosario Piedra Ibarra, la nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pero las condiciones de su llegada (con la polémica por la votación, su militancia en Morena y la negativa de los legisladores guindas para repetir el proceso) a dicho organismo no dieron buen inicio en su relación con la sociedad civil. Eso sin mencionar la renuncia de consejeros y personajes con trayectoria en el tema (con cargos simbólicos en la CNDH) en protesta a su nombramiento,

Apenas hace unos días, luego del desastroso proceso en el que la hija de Rosario Ibarra llegó a una de las oficinas más respetadas del país, la heredera del legado activista se mostró escéptica ante la crisis de violencia que están viviendo los periodistas de México:

Ahora, la nueva titular de la CNDH tuvo el tino de opinar desafortunadamente por dos vías:

  • Aplicó el famoso no son formas respecto a las protestas de las mujeres a propósito de la marcha del #25N.
  • Además comparó el hecho de que haya existido vandalismo en monumentos con las acciones de “un torturador o violador”.
  • En corto, la señora Piedra se suma a Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum en la falta de empatía para las mujeres chilangas y se preocupa más por los edificios pintados.

Así lo resume El Financiero, vía la entrevista de la funcionaria en W Radio:

“Sigo siendo activista y siempre cuidamos mucho nosotros el hacer protestas pacíficas, a pesar de que vivimos una de las violaciones más graves de los derechos humanos (…) yo creo que eso es lo que tendríamos que hacer, no podemos comportarnos igual que un torturador, que un violador, que un asesino. Tenemos que marcar la diferencia

_____

_____

Posteriormente se curó en salud, ya que aclaró que no es equiparable el feminicidio con las pintas, y aplicó el famoso pero: “creo que tenemos que ir conjuntando fuerzas para acabar con este tipo de violencia”. O lo que es lo mismo, muchas palabras para decir nada.

Literal, así las cosas.

Previo

Carta abierta de MSF a líderes europeos: Dejen de castigar a los solicitantes de asilo en las islas griegas

Siguiente

Colombia también se moviliza: el caso Dilan

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *