Nuevo León y legislar como el siglo pasado, edición objeción de conciencia

Mientras Oaxaca da el ejemplo en políticas públicas que respetan los derechos humanos, hay otras entidades de México que insisten en legislar como si fuera el siglo pasado. A pesar de que Nuevo León es uno de los motores económicos del país, recientemente ha revivido los peores clichés de los regios gracias a la labor de algunos diputados que atentan contra su población.

En Oaxaca ya no se criminalizará a las mujeres por decidir sobre su cuerpo



 

Ahora el Congreso de Nuevo León es la burla de las redes sociales con la aprobación de una reforma con la que los médicos podrían negar el servicio a pacientes homosexuales, siendo especialmente alarmante si se aplica en lo servicios públicos de salud y el mencionado paciente no tiene otra opción.

La discusión ni siquiera estuvo peleada ya que solo fueron seis votos en contra contra 36 a favor. Trasciende también que fue promovida por un legislador que había dado la nota nacional por su intolerancia: Juan Carlos Leal, quien llegó a su curul vía Morena.

Aunque la postura progresista dentro de Morena está dividida en cada estado, el diputado Leal ha sido infame por sus posturas de ultraderecha.

Diputado de Morena dice que hay un plan de Televisa para “normalizar la homosexualidad”

_____

_____

Parte de la actividad pública de Leal ha sido criticar la programación de Televisa por incluir tramas limitadamente incluyentes, argumentando qué hay una “agenda proLGBT”.

Sobre la reforma aprobada, leemos lo siguiente en CNN sobre sus riesgos:

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Conapred, alertó sobre la posibilidad de que la Reforma a la Ley Estatal de Salud de Nuevo León “se convierta en un impedimento para que todas las personas ejerzan plenamente su derecho a la salud”.

Y retomamos la postura de GIRE vía El País:

Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) explica que la reforma ha sido malinterpretada debido a todo lo que abarcan las creencias personales y los principios éticos de cada uno. “Tiene que quedar claro que si algún profesional se niega a atender a alguien por su raza, orientación sexual o color, nunca podrá acogerse a la objeción de conciencia. Eso es discriminación y es lo que se rechaza en la Constitución”, aclara.

Nuevo León 1970

¿Qué está pasando en Nuevo León? Gobierno estatal prohibió el primer matrimonio LGBTI sin amparo

En Nuevo León se aprueba la penalización del aborto y el derecho a decidir de las mujeres

Previo

La serenidad neuronal prolonga la vida

Siguiente

820 millones de personas padecen hambre en el mundo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *