La iniciativa para enseñar lenguas originarias desde tecnologías de realidad aumentada

La realidad aumentada puede tener usos más nobles que jugar Pokémon Go o usar el iPhone como cinta métrica.

Compartimos desde UNAM Global:


Liliana García Montesinos, doctora en Arte y Diseño por la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la UNAM, presenta el proyecto Diidxa, un libro con tecnología de realidad aumentada que tiene como propósito rescatar y promover la enseñanza de las lenguas originarias de nuestro país.



“Es un libro español/zapoteco que se construye a través de imágenes en una primera oportunidad que puede ver uno y tiene contenido extra, esto es: sonido, animación, fotografías, video y todo lo que podría llevar un producto multimedia, dándole contenido extra a este libro”.

La también académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la Máxima Casa de Estudios, menciona que Diidxa es el resultado de su tesis de doctorado y de la colaboración de la FES Aragón y la Escuela Normal Bilingüe e Intercultural de Oaxaca. De esta manera, crearon un producto multimedia en español y zapoteco.

“Vamos a tener un trabajo multimedia que tenga este registro, que les ha costado mucho trabajo, fueron años de construcción para esos audios y una parte física que puedan trabajar los maestros. Entonces, en una primera instancia fue trabajar para los maestros para que pudieran dárselo a los niños y bueno, esto ha sido un detonante para que adultos y niños se interesen en el contenido”.

El texto se ha utilizado como piloto en comunidades indígenas oaxaqueñas de habla zapoteca, para verificar su uso. Asimismo, en cuanto a la brecha digital que existe en algunas comunidades rurales, García Montesinos explica que si bien no es fácil conseguir dispositivos de última generación en estos lugares, sí se encuentran aparatos de gama media en los que puede bajarse la aplicación para interactuar con Diidxa, la cual funciona sin internet.

“Todos sabían bajar una aplicación, entonces era un aprendizaje ya adquirido con el que no batallé”, expresa García Montesinos con respecto a las habilidades tecnológicas de los niños que utilizaron el Diidxa.

Finalmente, la académica universitaria invita a la comunidad a acercarse a este tipo de proyectos. “Todo aquel que quiera, un correíto y por supuesto, estuvimos trabajando con la FES Acatlán, no nos cerramos solamente a la FES Aragón, al contrario, creo que esto puede trascender”.

_____

_____

 

Previo

Recula el FONCA en entrega de apoyo a poeta acusado de violación

Siguiente

Más de 40 comunidades piden frenar a corporativo canadiense y el Proyecto Minero Ixtaca,

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *