Sobre el #LonganizaGate y las ¿Fake News?

Contrario a lo que varios piensan y romantizan en Twitter, se necesita una capacitación académica y de principios para generar contenidos en línea. O bien, para aprovechar la responsabilidad que da el tener una cuenta relativamente popular en redes sociales. Tanto si eres una persona relevante por el cargo, o si estás verificado por alguna de las dos plataformas principales, lo que emane de tu cuenta será tomando como cosa seria.

Por supuesto, en menor escala esto aplica a la responsabilidad de cualquier usuario de Facebook o Twitter. Si bien, del grueso de los average Joe no se generan contenidos en medios de comunicación que estarían validando su postura. Esto pasó en la tarde del lunes 5 de agosto con el siguiente tuit del Senador Julen Rentería:

Lo que refiere es una tabla en PDF subida a los servidores del Gobierno Federal en la que hay una lista de precios en las que la mayoría están dentro de lo normal, pero algunos puntos llaman la atención. El que se volvió más popular, por las connotaciones que se suelen dar a la palabra, fue el concepto de ‘Longaniza‘, indicándose la cantidad de un kilo por 16 mil 700 pesos.

Indignante en una primera vista, además de absurdo dado que la adminitración del presidente López Obrador suele presumir de austeridad, el denominado #Longanizagate fue retomado por varios medios de comunicación que [esto es importante] no esperaron o intentaron obtener la comunicación por parte de la Presidencia.

Por ejemplo, así lo reportó Expansión Política (antes ADN Político): “Ventilan super fifí de AMLO”. Dice la nota:

En muchos casos, parte de los gastos incluidos en el listado para este año podrían considerarse como artículos de lujo o “fifís” y, en otros, muestran que no se han cancelado compras o pagos de servicios que el presidente ha anunciado ya no se realizarían, como ejemplo se incluye la contratación de una asesoría por la que se asignarían 444,000 pesos o el servicio de mantenimiento a vehículos de la presidencia por 3 millones 360,000 pesos.

_____

_____

Entre los productos alimenticios que el senador puso sobre la lupa destaca una longaniza con un precio de 16,789 pesos por pieza, dicho monto se deriva de un presupuesto total de 335,782 pesos, por 20 unidades. Es importante mencionar que la clave 542 equivale a la descripción de costo por “pieza”, según el Glosario de conceptos del Programa de Adquisiciones, que se sustenta en la normatividad vigente emitida por la Secretaría de la Función Pública.

El extenso artículo narra a detalle otros conceptos absurdos en cuanto a limpiadores y una supuesta rota de contratación de asesores. ¿Notas que palabra no estamos utilizando? “Gasto”. Y es que, contrario al tuit ambiguo del Senador y la nota de Expansión Política, en realidad sólo son conceptos y nada indica que se haya comprado longaniza a ese precio.

En Grupo Fórmula así lo explican:

Sin embargo, los datos, publicados por las cuentas del senador panista Julien Rementeria, no precisamente corresponden a facturas de compra, sino a procesos de licitación del Programa Anual de Adquisiciones. Es decir, no indican algo que ya se gastó, sino la programación de lo que se podría comprar en despensa. Por ello, en la licitación, los artículos están organizados en LP (Licitación Pública), AD (Adjudicación Directa) e I3P (Invitación a cuando menos tres personas).

Contrario a la nota de Expansión, que todavía tiene el título del “super fifí”, en Fórmula apuntan desde la cabeza que se la confusión es una #FakeNews, incluyendo una aclaración de presidencia. El contenido de Expansión también tiene el agregado de manera discreta, pero no han modificado el título o esquema de la nota para aclarar que sólo es un PDF y todavía no hubo compra.

La carta anterior fue firmada por Jael Hernández Hernández, director general de recursos materiales y servicios generales de la Presidencia de la República. El comparativo de Excel que menciona, es el siguiente:

Entonces, de no haberse difundido la información amarillista, la nota sería que el gobierno de Peña tenía autorizado (también) el poder gastar cantidades absurdas en longaniza. Esto, si nos basamos en la aclaración de Hernández Hernándeza hacía Fórmula,  que habla de los datos referencia basados en la “previsión del gobierno anterior”.

Dicho dato fue opacado por un ejercicio de teléfono descompuesto. Para evitar este tipo de confusiones, en el Senado la legisladora Verónica Delgadillo ha presentado (a finales del año pasado) una iniciativa para que las ampliaciones y adecuaciones presupuestarias se realicen con total transparencia y con el escrutinio de la Cámara de Diputados.

Posdata

 

Previo

AMLO asegura que sueldo promedio de albañiles y obreros es de once mil doscientos pesos

Siguiente

Cuatro policías violan a menor en Azcapotzalco

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *