“Mis amigas me cuidan, no los policías”: La protesta por el fallo de la autoridad a las mujeres de la CDMX

La seguridad pública en la CDMX está dando de que hablar y no por técnicas innovadoras o humanistas para prevenir el delito, sino por el mal actuar de los responsables de guardar el orden en la capital del país. De manera reciente, ha sido viral el lamentable caso de una menor de edad violada por policías de Azcapotzalco y las consecuencias de represión acontecidas el día de hoy contra la comunidad feminista que ha exigido respuesta a los titulares del área dentro de la administración de Claudia Sheinbaum.

Y es que, irónicamente, a la Procuraduría y cabezas de Seguridad Pública los ha movido más la protesta para demandar justicia, que el mismo hecho delictivo. Por lo mismo, se popularizó el hashtag #SheinbaumEncubreVioladores.

El contexto

Dice nuestra nota del 6 de agosto:

Ella tiene sólo 17 años. Volvía de una fiesta y estaba sólo a dos calles de su casa. De pronto, una patrulla se emparejó y los oficiales le dijeron que “ellos la llevaban”. La joven se negó. Ante su insistencia, tocó un timbre en una casa, fingiendo que ahí vivía, pero nadie salió. Entonces los oficiales la subieron a la fuerza. Posteriormente le quitaron la ropa y la sometieron. Luego, la violaron entre los cuatro.

Luego de la violación multitudinaria, la dejaron más lejos de su casa. Ella fue con su madre y juntas acudieron al ministerio público a denunciar la agresión. La patrulla en que tuvieron lugar los hechos ya esta siendo rastreada, pero los presuntos oficiales que cometieron la agresión todavía no han sido detenidos.

Consta el caso en la Carpeta de Investigación CI-FDS/FDS-4/UI-FDS-4-01/00487/08-2019. El delito se realizó en la calle Nopalita, en Azcapotzalco.

Luego de la difusión del hecho en diversos medios, y por redes sociales, miles de mujeres dentro y fuera de CDMX agruparon la conversación en el hashtag #NoMeCuidanMeViolan y comenzaron a exigir respuestas a las autoridades capitalinas.

_____

_____

Posteriormente, se dio a conocer que los policías involucrados podrían salir libres por cuestiones de técnica legal. Dice la nota del 8 de agosto:

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México dice que a pesar de que hay un testimonio, pruebas médicas y psicológicas y videos de la violación de cuatro policías a una joven de 17 años en Azcapotzalco, no hay una “imputación directa”:

“Si no hay una imputación directa, no tenemos la posibilidad de integrar la carpeta con lo que tenemos para poder hacer una imputación van a tener que regresar a su trabajo. No vamos a fabricar culpables”, expresó Ernestina Godoy, Procuradora General de Justicia.

La Protesta

¿Quién nos cuida de la policía? 

Dicha frase fue una de las líneas principales de la protesta organizada e independiente [de injerencia política] de cientos de chilangas que protestaron en las afueras de la PGJDF. Mientras la verdadera nota es la petición de justicia y un proceso cómo se debe para los oficiales violadores, algunos medios se han enfocado en la forma de protestar de las manifestantes.

Por ejemplo, MVS Noticias prefirió reportar sobre vidrios rotos y pintas en paredes que pueden removerse, en lugar de hablar sobre el verdadero problema: las mujeres de la CDMX no se sienten seguras con la policía del gobierno de Claudia Sheinbaum. Mismo caso de Milenio, cuya nota es la primera que aparece al final de este lunes 12 de agosto si se busca el nombre de Ernestina Godoy, la procuradora de la CDMX y militante de Morena.

Pasa que la procuradora Godoy tuiteó un desafortunado mensaje que claramente es poco solidario con las manifestantes, la víctima, y todas las mujeres de la capital, llamando incluso “provocación” a la protesta. Esto fue lo que prefirió comunicar la titular de la PGJDF, en lugar de aclarar la situación con el proceso policías violadores:

Estos tuits se dieron apenas horas después de que Godoy asistiera a un evento público contra la Trata. Al menos en Nación 321, a diferencia de MVS y Milenio, cubrieron los sucesos con un tinte progresista y bajo el título “La Lamentable respuesta del gobierno de Sheiunbaum ante la protesta de mujeres”. Dice su artículo (sin firma ni autor):

La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum aseguró que su gobierno “no caerá en provocaciones” ante la protesta de mujeres que se realizó este 12 de agosto a las afueras de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Procuraduría capitalina con la finalidad de exigir justicia por el caso de la violación de una joven  

“Quiero ser muy tajante en esto: no vamos a caer en ninguna provocación, esto es una provocación, querían que el gobierno utilizara métodos violentos, igual que ellos utilizaron y nosotros por ningún motivo vamos a caer en provocaciones”, dijo la mandataria local en conferencia de prensa. 

Realizando una hazaña similar a la de Ernestina Godoy, la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum también tachó la desesperación y hartazgo de las mujeres chilangas [que no pueden confiar en la policía de la CDMX] como “provocaciones”, a propósito de que su jefe de policía fue rociado con diamantina (hecho lejano al ser agredido sexualmente) y algunos daños menores a edificios.

Posdata

 

Previo

Médico del IMSS es acusado de violar y embarazar a paciente terminal

Siguiente

Bajó 69% la creación de empleos en el mes de Julio para México

1 comentario

  1. Avatar
    16/08/2019 at 06:30 — Responder

    Oye so pendejo¡ Las protestas tienen que hacerse con respeto y no venirse con salvajadas¡ Propia del feminismo izquierdista, artero y cobarde, agreden y despues se victimizan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *