Andrés Lajous, titular de SEMOVI, explota contra director de Mobike por dar retuits a críticas

En tiempos de redes sociales resulta absurdo, pero no increíble, que alguna publicación marque resentimientos e incluso el humor de algunos. Incluso, las reacciones y tipos de likes también pueden considerarse agresiones, si le das demasiada importancia a lo que sucede en una app. Llegamos al punto en que bastantes tienen que aclarar que en su perfil de Twitter que las armas de destrucción masiva conocidas como retuits no son precisamente validaciones.

Al parecer ese memo no le llegó al director de la SEMOVI en la CDMX, Andrés Lajous, quien justamente observa demasiado los comportamientos ajenos en las redes sociales (como a quién dan like/favretuit sus contactos)  y reclamó a René Ojeda (General Manager de Mobike en México) por sus hábitos en Twitter. Especificamente, por retuitear a otro usuario que suele tener diferencias públicas con Lajous.

Resulta que se ha filtrado el audio de una reunión entre Ojeda (en su rol de representante de Mobike) y Lajos. Hay varias cosas interesantes desde el punto de vista de movilidad y más allá de alusiones personales por parte del funcionario:

  • El término contraprestación es usado por la Semovi, en un rol demasiado parecido al de impuesto. En este caso, dirigido a las startups como Mobike. Lajous argumenta, de manera certera, que tienen valuaciones a partir de las inversiones millonarias de venture capital y por eso tienen la capacidad para pagarlas. Como si fueran impuestos, pero no, porque se llaman contraprestaciones.
  • Ojeda indica que les está cobrando más por bicicleta que ¡a los vehículos motorizados privados!, es decir, el sinsentido de penalizar servicios que por un lado tienen un lado odioso (scooters tirados en la calle, entrada de bicicletas para renta a la CDMX pidiendo perdón antes que permiso) pero también buscan ser usados de manera compartida para reducir los vehículos motorizados (y contaminantes) en las calles.
  • Es así como Ojeda también expone a Lajous que la decisión de no cobrar tenencia, o de cierta manera subsidiar que se siga usando el auto, es una decisión política y sin tanta lógica de lo que debería ser la movilidad en 2019.

Cabe mencionar que Mobike, que tiene inversión principalmente de China (según el agregador Crunchbase, con una serie E que le ha dado 928 millones de dólares), decidió suspender actividades en la CDMX por un año, decisión que anunciaron a principios de julio. ¿La razón? Mobike no pagó la contraprestación.

El contexto, vía Animal Político:

La empresa de bicicletas sin anclaje, Mobike, no realizó el pago de la contraprestación que impuso la Secretaría de Movilidad, por lo que no podrá operar en la Ciudad de México durante un año (2019-2020).

En la primera fase para otorgarle permiso, entregó un manifiesto bajo protesta de decir verdad de contar con la solvencia económica para la prestación del servicio. El 11 de junio, Mobike presentó una oferta por 6 millones 240 mil pesos para operar con 2 mil 400 unidades en la ciudad, es decir, ofreció pagar 2 mil 600 pesos anuales por unidad en servicio.

Trasciende que también Lime (que opera scooters y bicicletas) se irá de la CDMX, mientras que los scooters de Grin abandonaran tierras chilangas a pesar de tener sus permisos en regla debido a que la operación no sale por algo peculiar de la capital mexicana: la gente se roba los vehículos, rompen los candados físicos y virtuales, y les dan uso personal. O en corto: por la inseguridad.

_____

_____

**

Lo amenaza por un retuit

En la conversación con Ojeda (quien irónicamente ha dado retuit a las diversas opiniones sobre su intercambio con Lajous), el titular de Semovi amenaza al representante de Mobike por dar retuit a publicaciones que lo acusarían de corrupción. Al explicar su preocupación como empresario y su capacidad de expresarse en Twitter, Lajous insiste y revela el motivo concreto de su enojo: los retuits de Ojeda al tuitero Virgilio Passotti, crítico recurrente de Lajous y que también ha sido objeto de críticas.

¿Qué pasa con las bicicletas compartidas y sin anclaje en la CDMX? Resulta que otras dos startups siguen operando, con su respectiva contraprestación, pero en el tema de scooters se queda desierto el mercado con la salida de Grin. A pesar de eso, se hará una nueva subasta a billetazos (como explicó Ojeda que fue el proceso para las bicicletas “voluntariamente a fuerza”) en el caso de scooters al no tener pago alguno de Lime y con la retirada (“breve”, según comunicado) de Grin.

Previo

Senador de Morena afirma que #LeyGarrote debería elevarse a nivel federal

Siguiente

Prometieron crecimiento y ahora celebran que no hay recesión: Hacienda pronostica menor PIB

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *