Aunque AMLO lo afirmó, no hay registro de anomalías en estancias infantiles

El tema de las estancias infantiles y la falta de recursos por parte del gobierno federal, agenda que comenzó hace ya casi siete meses, fue de los primeros encontronazos concretos del presidente López Obrador con la opinión pública y dos sectores concretos de la población a los que no se le podía convencer con dichos populares o fingiendo ignorancia en las mañaneras: 1) madres de familia que salen a trabajar, quienes se vieron directamente afectadas, 2) las personas a cargo de las estancias, a quienes básicamente el mandatario les dijo corruptas y ladronas.

Aunque, como vendría siendo costumbre pero en ese entonces no sabíamos, el gobierno federal reaccionaría solamente ante el rechazo de la población pero, muy a su estilo, entregaría el dinero directamente a un grupo concreto que sí vota: padres de familia, que por supuesto están en edad de votar.

¿El argumento? La supuesta existencia de irregularidades con “niños fantasma” que hubieran sido apuntados en las listas de las estancias, siendo así centros ideales para el desvío de recursos. Claro, en la narrativa de presidente.



Estancias infantiles: ¿mera estrategia electoral?

Ayer, Reforma publicó una investigación sobre los niños fantasma, y resulta que caen en la categoría de otros datos, ya que en papel no existe. Dice la nota (vía El Diario, porque en Reforma es con contraseña):

Luego de presentar varias peticiones de información que no dieron resultado, el 16 de mayo, Grupo Reforma envió una nueva solicitud de transparencia, con folio 0002000126219, en la que se requería a la Secretaría de Bienestar los nombres de niños “fantasma”, el número de menores no detectados por estancia infantil y el estado. Tras pedir una prórroga para dar con los datos, la dependencia respondió el jueves 27 de junio.

La Secretaría a cargo de María Luisa Albores informó que la solicitud fue remitida por correo electrónico a cuatro Direcciones de su dependencia: Operación, Enlace de Programas, Sistemas de Información y Padrones y de Análisis y Monitoreo de Operación de Programas.

Todas respondieron que no cuentan con la lista de niños solicitada. Bienestar pidió remitir la solicitud al DIF Nacional. Sin embargo, un mes antes, el DIF ya había respondido que no contaba con reportes del tema.

_____

_____

A inicios de año, el presidente habló de los supuestos desvíos vía estancias infantiles, y para abril un funcionario de Secretaría de Bienestar estableció la narrativa: 97 mil 180 “niños fantasma”. Con estos datos, el titular del ejecutivo federal siguió en el plan de entregar apoyos económicos (menores a lo que se pagaba a estancias, por cierto) directamente a los padres de familia, quienes generalmente sí pueden votar, argumentando que ellos decidirán si pagan a estancias o a los abuelos.

Es falso que en Suecia se otorgue recurso a los abuelos para cuidar de sus nietos

Ahora Reforma, vía transparencia, presenta que no existen dichos niños fantasma. Así las cosas.

Previo

Cambio climático: Oportunidad para los ricos y amenaza para los pobres

Siguiente

Eliminan por primera el VIH de un organismo vivo

1 comentario

  1. Avatar
    Magda fuentes
    08/07/2019 at 12:31 — Responder

    Y como siempre lo dijeron las responsables de estancias infantiles …. Y por mas que lo gritaron a los 4 vientos nadie les respondio DE MANERA LEGAL O CON DOCUMENGOS EN LA MANO
    LO QUE AFIRMAN “nosotros en nuestros documentos y arrchibos tenemos nilos que asiste y estan acgivos on sus becas.
    Y ademas damos el servicio a niños sin beca y cobrando lo mismo a todos..
    En TAL CASO tendremos niños de mas y no de menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *