Gobierno comprará medicamentos por adjudicación directa luego de declarar desierta 62% de la licitación

El tema del sector salud y bienestar para el presidente López Obrador y su gabinete ampliado ha tenido un inicio complicado, ya que está el asunto de dar la espalda a los menores de edad [que no votan] y sus madres en el tema de estancias infantiles, sumado a la idea de recortar recursos para la espina dorsal de los hospitales públicos: internos y residentes.

Además, se ha jugado con vidas humanas, ya que por cambiar de proveedores en esquemas tan importantes como el tratamiento a pacientes con VIH se ha bajado la calidad de vida de algunos mexicanos.

Otro tópico que entró en la agenda hace unas semanas fue el de las licitaciones de medicamentos ya que una investigación reveló con pruebas contundentes dos factores importantes:

  • El super delegado por Jalisco, Carlos Lomelí, está conectado a una red de industrias médicas que han tenido ventas millonarias (en el sexenio pasado, y el actual) de medicamentos.
  • A pesar de haber dicho de manera pública que, por congruencia a su cargo como servidor público y con la lógica de honestidad del presidente, no participaría en licitaciones como empresario, al final resultó que fue exhibido como accionista de una empresa que entró a una licitación federal. O lo que es lo mismo: un funcionario federal participando en una licitación federal.

Con todo este contexto, ahora nos enteramos que el 62% de la licitación para adquisición de medicamentos y materiales de curación ha sido declarada desierta. ¿La solución ante el faltante? El gobierno federal habla de adjudicaciones directas e inmediatas.

Leemos en Proceso más detalles:

El proceso de licitación se llevó a cabo para adquirir 3 mil 09 claves, de las cuales mil 069 corresponden a medicamentos y 2 mil 021 a material de curación. De estas, 68 partidas de medicamentos fueron adjudicadas bajo el modelo de Ofertas Subsecuentes de Descuentos (OSD).

“Del total anterior, las claves adjudicadas bajo la modalidad de OSD generaron importantes ahorros para el gobierno federal. En algunos casos, de hasta 93% con respecto al precio de apertura. La totalidad de las claves adjudicadas bajo esta modalidad representa un ahorro de 353 millones de pesos, equivalente al 16.3% respecto de la apertura de la licitación y de 24.3% del año anterior”, indicó.

Hasta el momento no se ha indicado a qué empresas se comprará de manera directa e inmediata.

EL DATO

El presidente prometió licitaciones, con mayor transparencia, pero en mayo de este año la preferencia por adjudicaciones directas del gobierno federal indica que incluso ha sido 3.3% mayor que con Peña Nieto.

**

_____

_____

PARA LEER: La nota en Proceso con más datos desde SHCP y Secretaría de Salud.

Previo

La sustancia principal de la Ayahuasca está en tu cerebro

Siguiente

Apps de meditación: Tecnología para ayudarte a controlar el estrés

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *