Ya hay suspensión provisional contra el Gobierno de la CDMX por relajación en normas de verificación vehícular

Hace unos días, compartíamos en Tercera Vía la batalla desde varios frentes para mejorar la calidad del aire en la Ciudad de México, que está causando estragos de salud en la población. Algo esencial para entender el asunto es que el Gobierno de la CDMX, encabezado por Claudia Sheinbaum, tiene una gran responsabilidad para regular las emisiones nocivas emanadas de los vehículos. Y está quedando a deber

Lo primero que podría pensar un escéptico es ¿cómo se puede la CDMX mejorar la calidad del aire desde el gobierno?, la respuesta está políticas públicas que eviten que los automóviles más contaminantes circulen a diario.

¿Qué eso no pasa con los Hoy no circula? Debería, pero cómo explicamos en la nota anterior sobre el asunto, desde la entrada de la actual Jefa de Gobierno se está dejando circular a más vehículos debido a un esquema laxo en verificación vehícular.

Denuncian a Gobierno de la CDMX por medidas en verificación vehicular que afectan la salud

En el citado artículo, exponíamos cómo el trabajo de los activistas abogados Bernardo Bolaños y Gunnar Hellmund han permitido que se abra la conversación y, ya en hechos prácticos, se presenten demandas de amparo contra el Gobierno de la CDMX para vean por la salud de los ciudadanos.

Dice el texto:

Se establece que las autoridades responsables son la Jefa de Gobierno y la Secretaría de Medio Ambiente de la CDMX, al haber autorizado la circulación de aquellos autos con constancia de verificación tipo cero, “cuyas emisiones, sin embargo, rebasaron el máximo establecido en el Programa de verificación vehicular”. 

Días después, llegan las buenas noticias, cortesía de Hellmund en Twitter: ya hay una suspensión provisional contra los actos de la administración de Sheinbaum en la CDMX:

Esto es una orden judicial para mejorar la verificación vehícular, que en hechos prácticos derivaría en una mejor calidad del aire. Y es que era tan mala, que menores de edad y bebés eran de los principales afectados.

Previo

En Ciudad Bolívar crecen los hijos de las estrellas

Siguiente

Un millón de especies están en peligro por la actividad humana

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *