Texto y fotos: Annick Donkers

La cita es en un departamento en el centro, donde vive Flavio, mejor conocido como Skanda López. Junto con su socio, Fabián Chairez, han creado una experiencia original en la plataforma de Airbnb: es el “Dress Up in Drag”. Flavio y Fabián querían mostrar a hombres y mujeres cómo es el mundo Drag, y además, ofrecerles una experiencia completa: por eso salen con las personas interesadas a la calle y asisten a los bares LGBTII del centro, en el ánimo de que los participantes puedan sentir las reacciones del publico.

El público piensa que el drag es un hombre vestido de chica y que por eso va a responder en maneras particulares
Para la ocasión, invité a mi amigo Daniel. Me escribe toda la semana que se siente emocionado de poder participar: siempre ha querido hacer Drag, pero no sabía cómo y dónde hacerlo. Fabián me recomienda también invitar a una chica. Así que invito a Zayda Gómez, una fotógrafa y bailarina que conozco virtualmente. Fabián me explica que hacer drag con mujeres explora la teatralidad o la performatividad del género, y que es interesante hacerlo con mujeres porque lleva esos elementos, que para ellas son de alguna forma culturalmente impuestos, por lo que les deja entender otras cosas. Además destapa dinámicas interesantes: el público piensa que el drag es un hombre vestido de chica y que por eso va a responder en maneras particulares, pero no es necesariamente así.

Primera etapa: el maquillaje y la peluca

Convertirse en drag queen significa eliminar las cejas existentes para crear unas nuevas. Luego, yuxtaponer capas de maquillaje, para así ir creando un nuevo personaje.

Iviza Lioza, compañera de la experiencia “dress up in drag”.

 

Daniel tiene que limpiar su barba para mejor poder aplicar el maquillaje.

 

Peinar las cejas, para luego cubrirlas y pintar nuevas.

 

Las primeras capas de maquillaje para la nueva cara de Zayda.

 

Maquillaje de Flavio para convertirse en Skanda López.

 

Iviza pinta la cara de Zayda.

 

Las nuevas cejas de Zayda.

 

Se pone Pritt para poder cubrir las cejas naturales de Daniel y pintar unas nuevas cejas, después muchas capas de maquillaje para pintar una nueva cara.

 

Skanda López se maquilla en el baño.

 

Iviza y Fabian aca Maria Magdalena pintan las nuevas caras de los modelos.

Flavio aka Skanda López se maquilla en el baño.

 

Reacciones después de ver por primera vez su transformación.

 

Segunda etapa: escoger la ropa

Antes de empezar la experiencia, acompaño Fabián a la bodega en el cuarto piso, en donde guarda todo el vestuario, las pelucas, zapatos y accesorios. Volvemos con varias cajas llenas de ropa. La idea es tener una gran selección y probar lo que queda mejor.

Zayda prueba 2 vestidos y escoge finalmente la vestida rosa.

 

Los tacones en que Daniel tiene que caminar toda la noche. Tiene que practicar en el departamento porque nunca ha usado tacones.

A Daniel le tienen que poner primero un co.rsé. Así va tener las curvas de una mujer y va lucir bien en su vestido amarillo

 

Tercera etapa: escoger el nombre para su alter ego

Después de maquillar y vestirse, tienen que escoger un nombre que va con su nuevo alter ego.

Zayda queda fascinado por el trabajo de Mark Ryden, un pintor americano de pop surrealista, y encuentra su nombre en el personaje de Pinxit.

Daniel llama su alter ego Catalina Creep, como referencia a la novela mexicana Cuna de Lobos.

 

Etapa final: Salir a la calle y presentarse en los bares

Después salimos a la calle, en dirección a la calle Cuba, para presentar a los dragqueens novatos en las calles del centro. Antes de salir escuchamos unos tips de Skanda para lucir bien en los selfies. La gente mira al trio con asombro, les pide retratos con ellos. Finalmente llegamos para estrenar al trio en el bar La Purísima.

“Me sentí como otro, en ese momento no era Daniel, era Catalina reflejándose al mundo”. “La gente reaccionó de diferentes maneras; personas me miraban con asombro, otras que me miraban con asco, otras de manera lasciva, otras con respeto y admiración”. (Daniel)

Unos chicos me recomendaron participar en el Drag Queen Beauty Contest. Pero les dije que no era hombre, que soy chica (Zayda)

Las pinturas que Fabián Chairez, pintor chiapaneco, hizo para la Purísima.

“Dentro del bar La Purísima eres el centro de atención, no hay manera de esconderte”. (Daniel)

Después de unas horas en el bar, regresamos a la casa de Skanda. Daniel quita sus tacones y regresa en chanclas. El sudor ha mezclado su maquillaje y el corsé que ha puesto empieza a doler, pero me dijo que valió totalmente la pena.
Previo

Reportan contratos millonarios de red farmacéutica vinculada a un súper delegado de AMLO

Siguiente

Científicos piden el reconocimiento de los derechos de la naturaleza

1 comentario

  1. Avatar
    julio
    23/06/2019 at 17:49 — Responder

    quiero ir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *