Que se cancele la final Chelsea vs Arsenal es el sueño de un bielsista

En las recientes semanas, Bielsa se ha convertido en un referente del futbol romántico, de aquel que pone primero los principios y valores antes que un trofeo, un ascenso o un resultado. El bielsismo es eso. Me considero bielsista porque me parece fundamental las formas y los medios antes que los fines, desde la Universidad he cuestionado la máxima maquiavélica sobre el fin que justifica los medios.

En ese sentido, el próximo miércoles se enfrentan Chelsea (mi equipo) y el Arsenal, en al final de la segunda copa más importante de Europa, sin embargo, en medio de ese partido surgió una polémica política con un jugador que no podrá estar en la final por los conflictos políticos presentes entre Armenia y Azerbaiyán, nacionalidad del jugador y sede del juego.

El caso es el de Henrikh Mkhitaryan, quien según informó el Arsenal, no estará con el equipo en Bakú, esta decisión la tomó con su familia y el equipo. El club inglés lamentó que un jugador se pierda una final tan importante por conflictos políticos en pleno siglo XXI.

Un bielsista como yo, sueña con que el Chelsea y el Arsenal pongan primero los valores y las formas y decidan cambiar de sede el juego o no jugar el partido hasta que Mkhitaryan pueda alinear con el Arsenal. Anteponer la decisión moral y humano a la comercial y deportiva.

Claro, que como el bielsismo puro, esto se trata de un sueño.

Previo

74 de cada 100 mexicanos pobres nunca dejarán de serlo: Centro de Estudios Espinosa Yglesias

Siguiente

1994 y no ser coyunturales

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *