En la UAZ murieron dos jóvenes, uno habría sufrido negligencia de ministeriales

Hace una semana, nos enteramos del lamentable acontecimiento violento (y con un contexto bastante perturbador) en el que una cadena de sucesos llevaron a la muerte de dos jóvenes en Zacatecas en el mismo día y la misma zona. Como si eso no hubiera bastado para ser noticia, todo esto sucedió dentro de un campus de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) mientras el Fiscal del Estado se encontraba en sus instalaciones junto a sus escoltas, y directivos de la institución.

En el suceso del pasado 10 de abril, murió una joven litigante de nombre Anayeli Nohemí por heridas de arma de fuego y también otra persona del sexo masculino, pero por un motivo diferente: el uso de la fuerza por parte de policías ministeriales.

Las novedades en el caso son que en el caso de Marcos García Benavidez, el joven que también perdió la vida en la UAZ, ya se habría comprobado que hubo negligencia por parte de las fuerzas del orden en medio del operativo en el que la estudiante mencionada de derecho ya había perdido la vida por una bala proveniente, supuestamente, de otro comando.

Leemos en La Jornada:

Cinco elementos de la Policía Ministerial Investigadora (PMI) provocaron la muerte de Marcos García Benavídez, de 30 años, el 10 de abril en las instalaciones de la Unidad Académica de Derecho (UAD) de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), afirmó Víctor Manuel Guerrero García, titular de la Dirección General de Servicios Periciales (DGSP).

La versión de la autoridad zacatecana en seguridad pública específica que la negligencia de los ministeriales, que acompañaban al Fiscal Francisco Murillo, provocaron el fallecimiento de Marcos debido a un uso excesivo de la fuerza. Esto ya había sido denunciado por el padre del joven.

Así lo contaba el medio local NTR:

 A través de redes sociales, se difundió un video del padre de Marcos “N”, identificado así por sus mismos familiares, quienes señalan como responsables de su muerte a los elementos ministeriales, que atendían el asesinato de la joven estudiante en un pasillo de la facultad de Derecho de la UAZ, el pasado 10 de abril.

El padre de Marcos se aprecia a un costado del féretro de su hijo, y en pleno velorio muestra los golpes que supuestamente le infligieron los oficiales mientras lo sometían, y que en más publicaciones señalan que terminaron por asfixiarlo.

Y esto se adelanta hoy La Jornada, con lo que indican los servicios periciales, versión que concuerda con lo declarado por el padre de Marcos:

_____

_____

En conferencia de prensa, el funcionario informó que la necropsia determinó que Marcos García murió debido a asfixia por sofocación en su modalidad de compresión torácica y abdominal que le habrían causado los ministeriales al tenerlo esposado en el suelo y colocársele encima. También lo golpearon en distintas partes del cuerpo.

A pesar de todo esto, el jefe de la Policía Ministerial defiende a los elementos participantes en el operativo en el que una persona ya había fallecido (por otras razones y una más posteriormente, debido a una asfixia provocada por ellos mismos. Dice La Jornada:

Hector Martínez, director de la PMI sostuvo que los agentes actuaron de manera correcta, según las circunstancias del momento, intentaron someterlo manualmente; a mí me parece que actuaron de manera correcta al no utilizar las armas letales (pistolas de cargo) que en ese momento portaban.

El debate se vuelve una situación de poder entre dos instancias de seguridad pública: Víctor Manuel Guerrero García, titular de la Dirección General de Servicios Periciales (DGSP) declara que él mismo vio al joven asfixiado por las acciones de los escoltas del Fiscal del Estado, pero el director de la PMI incluso no omite que el primer reporte trataba como un hecho aislado (insuficiencia respiratoria) el asesinato de Marcos por parte de los ministeriales, justificando además el actuar de sus oficiales.

Como contexto, y probada de ambiente que se vive en Zacatecas, el Fiscal del Estado se encontraba en la UAZ para tratar el tema del asesinato del hijo de un catedrático en la vía pública. Su reunión en específica fue con el Decano de la carrera de derecho ya que el padre del joven ejecutado en la mañana del 10 de abril es hijo de un profesor de dicha área, además de funcionario en una oficina de gobierno.

Anayeli Nohemí, la joven asesinada en los pasillos de la UAZ, ya había sido víctima de un secuestro recientemente y tenía que contar con el apoyo y vigilancia de dos elementos de la Policía Preventiva, mismos que estuvieron ausentes durante la balacera en la universidad. En Imagen, han difundido que la ex pareja de Anayeli (un ex ministerial) tendría lazos con el ataque:

Y es así como aún con el Fiscal presente en la UAZ, con un grupo de escoltas y con un asesinato a otro joven en horas anteriores, dos más personas perdieron la vida en Zacatecas.

 

Previo

Conacyt lo rechazó cinco veces... Hoy es pionero en robótica

Siguiente

¿Lobo estás?

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *