Diputados locales de Yucatán legislaron contra el matrimonio igualitario

En Yucatán, tal como ha sucedido en otros temas pero en Aguascalientes y Yucatán, se está legislando contra los derechos humanos. Pasa que en comisiones, que es [por explicarlo someramente] el paso previo para llevar un tema a pleno y volverlo ley, se aprobó el matrimonio igualitario. Pero en el pleno, donde debe haber una mayoría y quórum para que las decisiones legislativas tengan efecto, fue rechazada la protesta que busca el andamiaje legal para todos los yucatecos sin importar sus preferencias sexuales.

El detalle lo tiene La Jornada Maya, y lo retomamos vía el reporte publicado en La Jornada nacional:

 Con 15 votos en contra y nueve a favor, el Congreso del Estado de Yucatán rechazó este miércoles el dictamen aprobado ayer por la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, que daría paso a la legalización del matrimonio igualitario en la entidad.

El contexto es un tanto más complicado que verlo como una visión progre de la Comisión de Gobernación y una cerrazón de la mayoría, ya que el mismo proceso fue discriminador. Resulta que la semana pasada se implementó un sitio web sin metodologías claras ni verificaciones de identidad para poner los derechos humanos, en este caso el matrimonio igualitario, a consulta. Esto leíamos el 4 de abril en el sitio de noticias sobre género, Homosensual:

En el apartado —que se encuentra en la página del Poder Legislativo del Estado de Yucatán—, cualquier persona puede enviar sus comentarios o sugerencias a los congresistas. Lo único que se solicita es un nombre y un correo electrónico. El sitio no verifica si los datos son verídicos, y prácticamente el propósito es que la gente envíe una «opinión».

Ante esta decisión propuesta por la diputada del PAN, Rosa Adriana Díaz Lizama, la aprobación del matrimonio igualitario podría verse influenciada por comentarios homofóbicos y discriminatorios que pudiesen llegar a los diputados.

Múltiples miembros de la comunidad LGBT+ se pronunciaron en contra de la decisión tomada por el Congreso yucateco. El principal reclamo es que los derechos humanos NO se ponen a consulta, aunado a la poca claridad que existe en la página y en la identidad de quienes puedan «opinar» sobre un tema tan delicado.

El resumen es que a los diputados locales de Yucatán no les llegó el memo acerca de que los derechos humanos no son motivo de discusión o decisiones democráticas. Son y ya.

Y dejando de lado los argumentos románticos, prácticamente el Congreso yucateco estaría desacatando lo planteado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Por ejemplo, en Aguascalientes la SCJN ya mandó al Congreso el aviso sobre que se debe legislar para que la definición de matrimonio no se limite a hombre y mujer.

Matrimonio igualitario, cerca de ser una realidad en Aguascalientes

Por la cercanía de las notas y las funciones de los algoritmos, todavía circula la versión de que se aprobaron las uniones entre personas del mismo sexo en Yucatán por la aprobación el 9 de abril en Comisiones pero lo preciso es lo sucedido el 10 de abril, donde con 15 votos en contra y 9 a favor los legisladores locales volvieron al cliché de la provincia mexicana.

Posdata


Vídeo Recomendado

Previo

Un telescopio mexicano es pieza clave en la fotografía del agujero negro

Siguiente

La hazaña de Katie Bouman, la mujer científica que hizo posible de la foto del agujero negro

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *