“Barbosa es el Duarte de AMLO”, dice Álvarez Máynez

La elección extraordinaria por la gubernatura de Puebla vuelve a poner a Miguel Barbosa en la contienda electoral, luego de haber perdido el año pasado ante la fallecida Martha Erika Alonso, que durante todo el proceso pasado tuvo varias acusaciones de corrupción.

Su rival más fuerte es Enrique Cárdenas, la propuesta del PAN/MC/PRD, un político de un perfil diferente a la candidata ganadora postulada por los mismos partidos el año pasado, emanado de la vida académica.

Jorge Álvarez Máynez, Secretario General de Acuerdos de Movimiento Ciudadano, consideró que en el contexto de esta elección Miguel Barbosa sería el Javier Duarte del presidente López Obrador debido a las acusaciones de corrupción en su contra. Por ejemplo, ayer mismo [y como parte de la primera gran ruptura que vive Morena] el candidato volvió a ser acusado por la compra de una casa que fuera propiedad del ex presidente Miguel de la Madrid.

Senador suplente de Morena denuncia supuesta corrupción de Barbosa en compra de casa

En ese caso, Barbosa cuando fue Senador compró la propiedad por 10 millones de pesos cuando en la plataforma 3de3 reportó muchos menos ingresos. El asunto sube de tono con la acusación que realizó ayer Alejandro Rojas Díaz Durán (senador suplente de Ricardo Monreal y opositor de Yeidckol Polevnsky por la dirigencia de Morena) en relación a que el precio real de la casa era de 120 millones de pesos, lo que genera más discrepancia con sus ingresos reportados.

Barbosa ya había sido objeto de rechazo y críticas dentro de Morena desde el 2017, cuando se generó un frente opositor a su figura política. Dice una nota de Proceso:

Militantes del partido Morena anunciaron la formación de un frente contra la designación del senador experredista Luis Miguel Barbosa como su coordinador estatal para las elecciones federal y local de 2018, cargo que lo pone en la antesala de la candidatura por la gubernatura

Su designación va contra los valores de Morena: no mentir, no robar y no traicionar, denunciaron militantes de este partido que integran el Frente Amplio Contra las Imposiciones.

Óscar García Canseco, integrante de dicho frente, leyó un comunicado en el que señaló al legislador poblano de ser incongruente, pues votó en favor de las reformas estructurales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto.

“Se equivoca el señor Barbosa, él no es nadie en Morena, él no nos representa, él nunca ha ganado una sola elección, no tiene la estructura suficiente. En los dos distritos que le encomendaron no ha querido hacer el trabajo que le pidió el CEN (Comité Ejecutivo Nacional), no ha conformado nada de estructura porque nunca le ha interesado hacer trabajo de tierra para el partido”, precisó.

Otro aspecto curioso en la carrera del ex Senador y actual candidato para Puebla es que pasó de ser un colaborador para la victoria de Rafael Moreno Valle y su grupo político, a un opositor. Así lo cuenta ADN Político:

Desde que Rafael Moreno Valle ganó la gubernatura de Puebla en 2010 —cuando Barbosa tenía el control del PRD local— se desvivía en elogios hacia el entonces mandatario. Sin embargo, algo pasó que la promesa se le olvidó y en agosto del 2017, desde el Senado de la República, denunció que Moreno Valle había tejido una red de espionaje en Puebla para perseguir a sus opositores.

Moreno Valle no se quedó callado ante las acusaciones de Barbosa, y le respondió desde sus redes sociales.

Barbosa hizo lo propio.

Después, Moreno Valle dijo a Excélsior que Barbosa había pedido moches al menos a seis alcaldes en Puebla por gestionarles más de 400 millones de pesos para 65 obras y proyectos.

Así como en Morena las definiciones de la mafia del poder cambian según el momento político, a Barbosa le pasa igual con el presidente ya que incluso lo llamó soberbio en 2015, y en menos de 3 años se volvió su aliado, además de la opción elegida por el liderazgo de Yeidckol Polevensky (leal a López Obrador) para Pueblo. Como un simbolismo de esta situación, dicha elección extraordinaria es de las primeras en que con el mismo mote de Juntos Haremos Historia, se desplaza al desaparecido PES para dar lugar a una alianza PT/Morena/PVEM.

Y es que el Verde se ha vuelto cercano a Morena desde el año pasado.

***

Álvarez Máynez expresó que la contraparte de Barbosa, Enrique Cárdenas, más bien sería más parecido al mismo AMLO debido a su trayectoria integridad y decencia. Esto en pleno contraste con la carrera de Barbosa, con sus acusaciones de corrupción.

El candidato del PRD/MC/PAN en entrevista con El Universal ha explicado, luego de haberse dedicado a la vida académica, el porqué luchar por la gubernatura:

Es una historia larga, pero es la frustración que desde la sociedad civil teníamos, muchos límites, podíamos incidir pero no mucho, hay desesperación de que las cosas se pueden hacer mucho mejor, ahora vemos que hay aceptación, pero sí había una gran alejamiento entre la parte pública y los ciudadanos. Me parece muy saludable que ciudadanos se animan a pasar de la vida no partidista a hacer arropados por los partidos para competir, para regresar temas que vienen más de la ciudadanía que de la clase política.

Y así marcó su diferencia con otras propuestas para Puebla:

Hay muchas, para empezar ellos son políticos profesionales, se han dedicado toda su vida a la política, no es mi caso, yo provengo de la parte académica y de la sociedad civil, pero sí hay diferencias notorias, y como tal ellos están expuestos a un escrutinio distinto al que yo no lo he estado, aunque sí en el terreno académico, que también es muy fuerte. Otra diferencia es que no estoy a favor del poder absoluto, de llegar cueste lo que cueste, haga lo que haga, no estoy dispuesto a muchas cosas con tal de ganar.


Vídeo Recomendado

Previo

Los efectos de la corrupción y AMLO

Siguiente

45 parteras de Oaxaca en torno a una sola voz por el fortalecimiento y reconocimiento de la partería tradicional

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *