Ya renunció Mario Bellatín al FONCA

Un buen creador no necesariamente es un buen funcionario. Podríamos que es más regla que excepción.

A la par de recordar algunos casos desastrosos dentro de oficinas culturales, donde el rigor de la administración pública no suele ir con otras sensibilidades (como pasa también el gremio médico y empresarial al llegar a gobierno,  hoy reporta la sección cultural de La Jornada que el poeta Mario Bellatín ha renunciado a la dirección del Fonca, pero por motivos de salud.

Dice la nota:

El escritor Mario Bellatin presentó su renuncia al cargo como director del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), luego del “desencuentro” que artistas y becarios tuvieron la semana pasada, cuando el funcionario se ausentó de una reunión convocada para analizar la situación del organismo.

La Jornada en Línea publicó previamente por error que el funcionario había sido destituido.

Marina Nuñez será la nueva titular del FONCA.

Cabe mencionar que al redacción de La Jornada insiste fuertemente en que el hombre decidió dejar el cargo, no que hubiera sido despedido o removido por sus superiores.

Apenas el viernes pasado fue viral un vídeo en el que un grupo de creadores convocados para generar mesas de trabajo alrededor de lo que debería ser el apoyo presupuestal a los artistas y creadores, abuchean y básicamente revientan una reunión donde Bellatín los dejó plantados por una supuesta enfermedad. Posteriormente se dio a conocer que el escritor no estaba enfermo, sino que más bien (declaró a El Universal) no creyó necesaria su presencia a la plenaria que justamente apelaba a su trabajo.

De manera humorística, Gil Gamés en Milenio escribió esto sobre el terrible encuentro:

Le cuentan a Gil que el director del Fonca, don Mario Bellaquín, también conocido como Mario Bequetín por su inflamada prosa, dejó plantados a cientos de creadores en la Biblioteca México, en la Ciudadela. El tema: la reestructuración del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Allá fueron tirios y troyanos. Y de Bellaquín ni sus luces. Al campo de guerra asistieron Édgar San Juan, subsecretario de Desarrollo Cultural, y Roberto Frías, coordinador general del Fonca. Escritores, dramaturgas, actores y actrices, poetas, becarios a secas, representantes de colectivos teatrales montaron una bronca fenomenal en el patio Octavio Paz de la Biblioteca.

Los funcionarios no traían nada en la manopla (más beisbol, sí) y Bellaquín se fue a ver una obra de teatro. La comunidad cultural exigió a gritos a las autoridades claridad respecto a los cambios que introducirán en el sistema de becas. 

PARA LEER

Cuando Bellatín llegó a la administración pública:

El Fonca, un espacio necesario para toda la sociedad: Mario Bellatin

Una entrevista que realizamos al poeta hace algunos años:

Mario Bellatin: “Un verdadero escritor debe defender su escritura de cualquier circunstancia que le sea adversa”

Y un recuento del desastre comunicacional en Secretaría de Cultura:

Secretaría de Cultura emite manual interno para combatir “trampas” de la prensa


Vídeo Recomendado

Previo

Mujeres científicas: Más allá del 8 de Marzo

Siguiente

"La garganta de la noche" y otros poemas de Daniel R. Leyte

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *