Últimos días para conocer los secretos del arte novohispano en el Museo Nacional de San Carlos

La exposición El Antiguo Testamento y el arte novohispano concluirá su periodo de exhibición el próximo domingo 3 de marzo en el Museo Nacional de San Carlos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Bajo la curaduría de Marcela Corvera, la muestra reúne 55 piezas pertenecientes a los siglos XVII y XVIII, que abordan temas de índole religioso a partir de distintas lecturas.

Está dividida en dos núcleos temáticos, el primero hace referencia a diversos pasajes y personajes de la antigua ley, mientras que el segundo muestra la relación que existe entre el Antiguo y Nuevo Testamento. En su conjunto se trata de una exhibición reveladora y original que presenta obras que han sido poco difundidas o nunca antes vistas.

La exposición fue creada bajo la esencia del Antiguo Testamento. Incluye obras que fueron encontradas en lugares inaccesibles, que ofrecen grandes novedades y lecturas diferentes, las cuales han sido expuestas gracias al apoyo de diversas instituciones y coleccionistas de diversas partes del país.

Entre las piezas que destacan se encuentra El santísimo, la cual le da la autoría a toda la imagen iconográfica de la muestra y pertenece al Santuario de Atotonilco, Guanajuato. Es un lienzo icónico que nunca se había expuesto, se encuentra en excelente estado de conservación y la comunidad permitió que saliera para deleite del público.

Otra pieza importante es María, reina de los ángeles, obra que presenta a María a punto de ser coronada por cuatro ángeles en presencia del Espíritu Santo y de Dios Padre, quien le da la bendición. Aparece además rodeada de ángeles que en señal de gozo tocan los más diversos instrumentos musicales, lo mismo que por algunos emblemas marianos.

A la derecha de la obra aparece el espejo de justicia, la estrella de la mañana, la puerta del cielo y una palma; a la izquierda se puede apreciar la torre de David, delante de la cual aparece el rey tocando el arpa. Tres ángeles se encuentran a su lado y uno de ellos señala a María como si las alabanzas del rey fueran dirigidas a ella.

Finalmente, la pieza Génesis: de la creación del hombre a su expulsión del paraíso ofrece uno de los temas propios del Antiguo Testamento que fueron más representados en la América hispana, un paraíso historiado. En la composición domina la escena en la que Eva toma un fruto del árbol prohibido y aparece una serpiente enroscada con cara de niño y alas parecidas a la de los murciélagos.

Abajo a la derecha, Adán come el fruto que acaba de ofrecerle su mujer y junto a ambos se encuentra Dios, sentado en una nube con gesto de desaprobación. Cubiertos con hojas y compelidos por un ángel que sostiene una espada de fuego, Adán y Eva abandonan el Edén acongojados junto con la serpiente que también es expulsada.

_____

_____

Previo

Publicar es difícil pero no por el hecho de ser mujer: Beatriz Rivas

Siguiente

A oposición le sobran 3 letras. A contrapeso 6. Cinco coordenadas para el futuro.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *