¿Qué está pasando en Notimex? Corresponsales denuncian suspensión de pagos

Si eres lector habitual de periódicos o sitios noticiosos, seguro has visto ‘Notimex‘ al iniciar una nota. Se trata de una agencia informativa en toda la extensión de la palabra, enfocada a México y financiada por el Estado, aunque uno de sus ideales sería ser autosuficiente por medio de la venta de sus servicios a medios informativos de la iniciativa privada.

Es ahí donde se truncan los sueños de dicha central informativa, que cada sexenio sueña con tener los alcances y recursos de Xinhua o EFE. Pareciera cíclico: comienza una nueva administración y llegan las revelaciones acerca del estado financiero en que estaban con el anterior presidente, con posteriores promesas de eficiencia o al menos una economía sustentable.

Cada sexenio se falla, llega uno nuevo con directivos frescos. Se repite el ciclo. Hoy, un grupo de corresponsales denuncia que la agencia informativa ha incumplido sus obligaciones:

En la carta, que ya fue respondida por Presidencia, se apunta que la dirección interina suspendió el pago a 20 corresponsales con relación laboral previa y para estos fines incluso se dejó de tomar en cuenta su trabajo. Incluso se denuncia que tres corresponsales ni siquiera fueron contactados para una nueva licitación, a la par del problema por la falta de pago.

La misiva ejemplifica las consecuencias de un empleador, que resulta ser el Estado mexicano, sobre sus trabajadores al no cumplir sus compromisos: un reportero en el extranjero no puede costear un urgente tratamiento médico y de hecho, está varado y sin apoyo de su país.

Esto contestó el vocero de Presidencia, Jesús Cuevas:

Sanjuana Martínez, la nueva directora, a pesar de haber sido anunciada todavía no asume el cargo ya que su nombramiento tiene que pasar por el filtro del Poder Legislativo, en un proceso en el que si no pasan 30 días y no hay objeción, naturalmente podrá ocupar la oficina al haber sido propuesta por el presidente López Obrador.

Mientras tanto, los periodistas tendrán que esperar.

Previo

El colapso capitalista y la revolución kurda

Siguiente

Daniela Birt #VocesVioletas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *