Genaro Guzmán Mayer. Un poeta enamorado de su tierra

Por Eduardo Vardheren1Eduardo Vardheren, integrante del Seminario Estéticas de Ciencia Ficción, encargado del Twitter de Tinta Chida y un poetiso de minificciones y micro-versos fantásticos e iridiscentes.

El Ojo de Faetón. Círculo de estudio ante la poesía es un proyecto que surgió en La Habana café, de la mente de Ángel Corral Romero y de Daro Soberanes, dónde se invita a una persona dedicada al quehacer poético: ya sea desde la parte creativa o desde la crítica; para sentarse ante un público y hablar sobre su percepción de la Poesía. Desde el momento que surgió se fueron sumando integrantes: Guillermo Lera, Alejandra Estrada y América Femat Viveros, ésta última hidalguense y quién propuso llevar al Ojo a su tierra; ya que el Ojo ha estado en otros lares como Guadalajara.

En Hidalgo el proyecto ha sido recibido con gran entusiasmo por las personas apasionadas e interesadas en la poética, la poesía, el poema y la figura del poeta. La sede de las sesiones es en Radio Express Café (ubicado cerca del Jardín Colón, Belisario Domínguez # 211, Pachuca, Hidalgo), a las 19:00 h cada jueves del 28 de febrero al 28 de marzo, con excepción del 21 de marzo.

Mirna Yanira García Vargas, poeta oriunda de Pachuca de Soto, Hidalgo; abrió el ciclo presentando el tema de “Poesía y Magia”, partió de la idea de que nombrar es dar forma, el primer ritual mágico que derivaría hacia la escritura como creación y recreación de la realidad; puesto que la poesía es tomar la realidad y transformarla en realidades paralelas. La siguiente sesión estuvo presente el poeta Diego José que habló sobre el arrojo y la arrogancia del poeta.

La tercera sesión contó con Martha Miranda, originaria de Tulancingo, Hidalgo. Escritora y promotora cultural, Becaria del Fondo Estatal de Cultura y las Artes de Hidalgo, fundadora del premio: “Cuento satírico Gonzalo Martré”, ha sido tallerista desde hace 25 años, desde hace 10 años conduce el programa de televisión “En tinta, tintero y poeta”; además de ser fundadora y editora de revistas y haber participado en antologías nacionales e internacionales.

La maestra Martha nos presentó a Genaro Guzmán Mayer, un poeta, dramaturgo, cuentista y novelista, que no ha tenido el reconocimiento nacional debido, que a sus 19 años presentó su obra teatral “El bufón”, fue tanto el éxito que la gente lo sacó en hombros del teatro para celebrar y recorrer el pueblo; no obstante, su interés en la escritura surge a los 11 años cuando escribe su poema “Aún nada”. Estudió tanto en el Instituto de Ciencia Hidalguense como en el Instituto Ponce en la ahora CDMX. Fue influenciado por el Modernismo y el posmodernismo o tardío Modernismo y, también, su entorno influyó en él: la guerra Cristera, la Revolución y la post revolución.

La ponente destacó que el poeta podría ser llamado el Quijote de Hidalgo, ya que recorrió su tierra y la dibujó poéticamente en su Geopoética hidalguense, donde buscó el sentido de equilibrio del verso entre su yo y la autocreación del mundo, por medio de los sonetos, que vinculan la poética con el folclore, entreteje al pueblo con la poesía por medio del artificio. En sus poemas existe una suspensión del tiempo o más bien, se instaura el tiempo poético, que surge del arrojo y la magia del poeta como viajero que atraviesa la realidad y a su vez ésta lo atraviesa para en un instante inspirar el verso. A continuación reproducimos uno de sus poemas:

Canto a Pachuca

I

Cerró la noche el puño ensortijado

oprimiendo el joyel de los luceros;

cual luciérnagas locas, los mineros

van por el callejón encrucijado.

Su perfil en el halo recortado

se dibuja con rasgos barreteros;

son fantasmas de luz, en los senderos

y en el rincón de sombra del pasado,

¡Caravana sin oasis no futuro!

Van escribiendo el nombre con pan duro

en la sábana gris de la mañana,

luego, mojan la faz del aire puro

con el agua aromante de carburo

en la noche alburera y provinciana.

El Ojo de Faetón existe para mirar el tiempo de forma poética e indagar en el y rescatar a los poetas que han sido sepultados por el olvido o por otras circunstancias sociales, para hablar del poema y del verso. El párpado está a punto de caer, así que aún queda una última sesión a cargo de Rafael Tiburcio, el 28 de marzo. Si desean saber más sobre el poeta recurran a la maestra Martha Miranda, que es la gran referente.


Vídeo Recomendado

Referencias   [ + ]

1. Eduardo Vardheren, integrante del Seminario Estéticas de Ciencia Ficción, encargado del Twitter de Tinta Chida y un poetiso de minificciones y micro-versos fantásticos e iridiscentes.
Previo

Daniela Birt #VocesVioletas

Siguiente

ForoTV realizó panel sobre el derecho a decidir de las mujeres... con tres hombres debatiendo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *