Triunfa la inclusión: UNAM contrata a profesor con discapacidad motriz

La UNAM y un joven profesor hoy hacen historia. al haber triunfado la inclusión dentro de Ciudad Universitaria.  Resulta que Matías Santiago Alaniz, un joven brillante que padece de encefalopatía no progresiva de tipo atetoide, ha sido contratado para ser profesor de educación a Distancia de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Leemos en Radio Fórmula:

Alaniz estudió la licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM, la cual cursó en el sistema abierto y a distancia. Su tesis, El sistema político mexicano: sus principales mecanismos de preservación 1968-1994 le hizo conseguir una mención honorífica.

El licenciado en ciencias políticas firmó contrato para regresar a su alma máter para impartir clases. Además de concluir sus estudios universitarios, aseguró al diario La Jornada que buscaría la oportunidad para estudiar una maestría.

Con anterioridad, el profesor ya había sido nota nacional al haberse titulado con honores siendo que su padecimiento conlleva una discapacidad motriz y sumado a eso tiene una miopía aguda. Así lo relataba La Jornada en 2017:

Con gran fuerza de voluntad, recientemente se tituló con mención honorífica como licenciado en ciencias políticas y administración pública en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), carrera que cursó en el sistema abierto y de educación a distancia. No conforme, ya piensa en su siguiente paso: cursar una maestría en línea en la casa de estudios.

Su inteligencia, constancia y disciplina se anteponen a todas sus limitaciones físicas: no puede moverse, tampoco ve con claridad y tiene dificultades para expresarse oralmente. Aun así, en entrevista con La Jornada, bromea y explica lo dura, pero a la vez gratificante, que ha sido su trayectoria académica, siempre en escuelas públicas.

Será el 3 de marzo cuando Alaníz comience su labor como profesor universitario.

***

Más información:


Vídeo Recomendado

Previo

La depresión laboral vista con perspectiva de género

Siguiente

La mayoría en el Senado: la más improvisada y con más chapulines

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *