María Barnard #VocesVioletas

#VocesVioletas es un espacio semanal dedicado a compartir poesía escrita por mujeres de México y Latinoamérica.

María Barnard (México).  Ha publicado los libros de poemas Eros encadenado (2017) y Eros liberado (2018). Está por publicar un libro de relatos eróticos llamado: 25 personajes y un Autor.
◊◊
Ha asistido a talleres de escritura en la CDMX. Ha participado en lecturas públicas de poesía en el Centro Cultural Helena Garro, la casa de la Cultura Jesús Reyes Heroles, el Centro de Cultura José Martí y en el Palacio de las Bellas Artes ( INBA) CDMX.  Y en otros escenarios. Obtuvo mención honorífica en el Torneo Adversario en el Cuadrilátero 2018.
A continuación presentamos una breve selección de su obra poética:

Ásgame

Tu cuerpo cordillera acariciante,
un paisaje lejano hacia el oriente,
árabe de tus ojos, Taj Mahal
de tu cuerpo desmesurado y mudo.
Eres harem de las mujeres sordas
escuchando la sed de tu murmuro,
tus labios, sedosía entre los míos,
tu lengua perturbándose y aviesa
contra lascivos senos en tus manos,
ásgame el dorso desde entre mis muslos,
dame de ti, tu labisal instinto,
urge de mí la seda y alabastro
que sesgándome  ciñe tu tormenta,
veladura incesante de tu carne.

Tu rostro

Rubí y largura entre tu filo y daga,
tu arma ostenta penetrar la herida
de ésta tu presurosa mujer llana,
lasciva soy, tu impertinente esclava.
Desde tu fornicante hablar y lengua
desde tus piernas marfiladas, carne
entre mi boca rasa y miserable
deslizando de entre de mis senos breves.
Perturba -me profundo la garganta
ansiosa de apresar tu filo y daga,
mis manos ebrias desde entre tus muslos.
Mi vulgar rostro piadoso a tu frente
al maldecir tu sierpe ante mi estirpe
veneno feneciente hasta mi boca.

Galópame

El cianuro, codicia de tu piel,
un deleite sabor uvar y boca,
un amargo sabor sauz y sexo
derramando frontal de entre mis labios.
El viril sauce que estremeciéndose
guardado está celoso entre mi mano,
cabálgame a la noche hasta tu rienda
asgándome la crin de tu horizonte.
Galópame a mis hombros tus ofensas.
tú, soldado artificio y de lujuria.
tus ojos lacerantes a mis senos.
Tu voz entre mi carne habitándome
de tu lengua bramando su lascivia
el áspid arrastrándose a mis muslos.

Moro andaluz

Cabalgo en la fortuna y tus falanges
a la ebriedad y noche palaciega
de tu álgido anular de brioso temple,
asgándome profundo la entre pierna.
◊◊
La aurora de tu mano sigilosa
tatúa en mí tu nombre de barbarie
moro de Sandaluz, a ti humillada
al sepulto poder de entre tu espada.
◊◊
Fecunda en mí tu cuarzo iridiscente,
la turca efigie y la airada carne
bragándose de ti, tu albor y muerte,
◊◊
ábreme a mi presura de tu sexo,
yérguete dentro,pulsa, labra y estoca
la vasta envergadura de tu cuerpo.
◊◊

Tu lengua

u◊
El templo virginario que te ciñe
entre mi seno y boca bragándose
espesura a mis labios labrándote ,
una daga marfil entre mis manos.
Y tus ojos muriéndose a mis ojos
y tu rostro de arabés avieso e insano
a mi espléndido cuerpo de ramera,
a tu cuerpo ensamblado de virtudes.
Ven a mí, desestríame la espalda,
descoyúntame el dorso tus falanges,
dame de ti bramando tus palabras.
Húndete a mi, en la carne sosegada
ábreme en ti, perturbame sedosa

en las frías tensiones de tu lengua.

Previo

'El Mijis' sufrió atentado en SLP

Siguiente

2° Concurso de Dibujo Infantil sobre las Mujeres y las Niñas en la Ciencia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *