Es falso que en Suecia se otorgue recurso a los abuelos para cuidar de sus nietos

  • Un sitio especializado en maternidad y otro de fact checking preguntaron a la embajada sueca y confirmaron que no existe ningún programa en el que se otorgue recurso para que abuelos cuiden de los nietos.
  • López Obrador apoyó la idea de Carlos Urzúa en relación a que es mejor el cuidado de abuelos que el de estancias infantiles.

El presupuesto aprobado para estancias infantiles, por parte del próximo gobierno federal, ha sido reducido a la mitad en medio de una dinámica que una vez más pretender colocar al gobierno como centro y control de recursos monetarios que serían utilizados por cada familia como lo crea conveniente. Por ejemplo, para pagar  una guardería.

En realidad, la entrega de recursos hacia los ciudadanos por medio de programas sociales en lugar de crear instituciones que lo regulen de manera óptima, puede ser considerada como una visión a corto plazo que podría tener consecuencias severas al dejar de lado a intermediarios. Por ejemplo, en una problemática diferente están las academias y asociaciones científicas que ven mermado su apoyo gubernamental para la divulgación y acercamiento, mientras que desde el Conacyt se pretende crear un programa federal que tenga dichas funciones. Y por lo pronto, este 2019 los menores (que no votan, por cierto) son los afectados.

De fondo, es una desconfianza de la administración del presidente López Obrador hacía las denominadas organizaciones de la sociedad civil. En defensa de esta lógica han salido algunos voceros de la 4T para argumentar que lo correcto es repartir algún tipo de apoyo monetario para que los padres decidan cómo cuidar a los menores en edad de ir a guardería.

Por ejemplo, el titular de la SCHP (Carlos Urzúa Macías) dio la nota la semana pasada por sus dichos acerca de que los niños estarían mejor resguardados con sus abuelos que en una instancia infantil. Un comentario que pudiera considerarse insensible ante la población que no tuviera dicha posibilidad, ya sea porque los abuelos también están trabajando o por la misma edad. El argumento que ha sido opacado por las declaraciones estridentes es que, según el mismo presidente, las guarderías estarían cobrando de más al reportar más niños de los realmente inscritos.

(Y si de malos manejos en guarderías se habla, bastaría recordar el embrollo del PT y su fundador de hace unos meses en relación a supuesto fraude en recursos de CENDIS y guarderías)

En relación al cuidado de los menores y que los abuelos sean remunerados con la dádiva federal, esto fue lo que dijo Urzúa:

“El Gobierno federal lo que hace es dar el dinero a las estancias infantiles, pero la secretaria (Bienestar) lo que está diciendo que en lugar de darles el dinero a las estancias infantiles, o se les da a los papás y que ellos les den el dinero a las estancias infantiles o a la mejor con eso se puede ayudar a la abuela (abuelo) que va a cuidar –mucho mejor- a los niños y niñas que las propias estancias infantiles.”

En medio de esta idea, otros veceros de la 4T justificaron la lógica (ya aprobada por AMLO) diciendo que ya sucedía en Suecia un programa formal de cuidados a los menores por dichos familiares.

Hoy se difunde que fue falso y que las notas originales partían de una fuerte poco confiable, sumado a todo aquello que se perdió en las traducciones del sueco al inglés, y finalmente al español.

Dice el sitio argentino Checado, que es uno de los participantes del programa de fact-checking de Facebook:

Circula en las redes sociales una nota titulada “Suecia dará un sueldo a las abuelas que cuiden de sus nietos de lunes a viernes”. El artículo fue publicado por el sitio Soy Espiritual y tuvo 1,7 millones de interaccionesen Facebook, según Crowdtangle, la herramienta para medir el alcance de contenidos en las redes.

Sin embargo, se pudo confirmar que esta información es falsano hay ningún proyecto en dicho país que consista en pagar un sueldo o subvención a las abuelas y, además, la nota cita a un funcionario cuyo cargo no existe en el organigrama del Gobierno sueco.

A diferencia de decenas de portales y blogs mexicanos que se sumaron a justificar la propuesta de Urzúa, la web de maternidad Bebés y Más (del consorcio español Weblogs SL) fue directo a la fuente y preguntó a la embajada sueca sobre el tema. Por supuesto, la oficina desmintió los reportes virales. El artículo más bien nos recuerda los beneficios que otorga la ley de Suecia hacía aquellos padres o madres que quieran tomar un permiso para estar más presentes en las primeras etapas de su bebé:

El  padre tiene la obligación de tomarse al menos 90 días laborables a partir del nacimiento. Solo existe una condición, los padres tienen que compartir ese permiso con las madres. Así, para promover que ambos padres críen a sus hijos, el gobierno sueco ordenó que 90 de los 480 días sean “meses para papá” o “meses para la pareja”.

Además, independientemente de sus ingresos, reciben una ayuda económica que ronda los 100 euros mensuales por hijo. Todos los niños tienen garantizada una plaza en una guardería pública y, si ésta no estuviera disponible o los padres no quisieran hacer uso de ella, recibirían a cambio una compensación económica.

El reporte también establece que dónde sí se implementa una iniciativa de pago hacía un familiar, es en Turquía pero limitado a las abuelas. Esto ha sido criticado por reforzar ciertos roles (como el de cuidadora) hacía las mujeres.

Al final, la saga de las estancias infantiles y la transformación de cerca de la mitad de su recurso en dádivas directas hacía los padres quedó como un debate lateral ante lo fuerte que pueden ser las fake news cuando se usan con ganas de defender las declaraciones de un funcionario.

Posdata


Vídeo Recomendado

Previo

La Tabla Periódica de las Científicas

Siguiente

La genial (y devastadora) respuesta de 'El Mijis' a Ricardo Alemán

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *