Se van cobrando los saldos del #MeToo: Kevin Spacey está libre bajo fianza

A finales del 2017 el actor Anthony Rapp reveló que cuando era menor de edad fue abusado por Kevin Spacey. Suena lejano, pero en ese espacio temporal Spacey estaba en la gloria: una posición de poder dentro de Netflix gracias a su popularidad en House of Cards, estelarizando película en posproducción sobre Gore Vidal y siendo el principal benefactor de una compañía de teatro en Reino Unido. Otro punto brillante en su vida era su papel secundario en All the Money of the World, una película sobre el heredero de la familia Getty secuestrado en Italia que sonaba para ser  relevante en la temporada de premios del 2017.

El oportunismo de Kevin Spacey al “revelar” su sexualidad luego de ser acusado de intento de violación

Para enfrentar la mala prensa, Spacey realizó algo realmente estúpido: confesó su homosexualidad para tener una especie de halo purificador en el que su salida del clóset tapara su supuesta fechoría.  De poco sirvió ya que Netflix lo despidió de House of Cards, cancelaron su película casi acabada y Ridley Scott decidió echarlo de All the Money para contratar a Cristopher Plummer para regrabar todas las escenas en 15 días.

Spacey estaba acabado. Y hace dos semanas, pasó esto:

El contexto de su reaparición noes la petición de un nuevo rol sino una demanda en su contra cuyo proceso estaba a punto de comenzar a finales del año pasado.

Hoy, la historia de Spacey tiene otro golpe ya que es un hombre libre, pero bajo fianza. Esto no es precisamente la  situación más óptima para un regreso a las pantallas. Leemos en La Jornada:

El actor, que según la prensa local se declaró inocente, quedó en libertad bajo fianza y se le prohibió contactar a la presunta víctima o a su familia. Una nueva audiencia fue fijada para el 4 de marzo, pero no es necesario que Spacey comparezca personalmente, dijo el juez Thomas Barrett.


Vídeo Recomendado

Previo

IV. La Ciencia Comunitaria frente al Colapso Capitalista

Siguiente

Del Bosque y Toni Nadal: conversación sobre el deporte y la vida

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *