ROMA es, en todo sentido, una pintura mural, un fresco enorme: Guillermo Del Toro

Es un gran momento para el simbolismo alrededor de que los mejores directores de cine en el mundo sean mexicanos, esto en un tiempo crucial para el país debido a la necesidad de ejemplos positivos y los ataques racistas del presidente estadounidense. Por supuesto, está la arista de que estos creadores (los famosos Tres amigos) han tenido sus mejores películas con financiamiento extranjero, en sistemas de distribución anglosajones y generalmente con historias que apelan a gustos mundiales.

El caso de Roma, como bien hemos platicado (tal vez hasta el punto del cansancio) en Tercera Vía, es muy especial debido a que en esencia es una cinta indie hecha en México por un autor mexicano que cuenta una anécdota con especial lectura para la audiencia nacional.

Con este contexto, es importante que en plena temporada de premios y luego del triunfo de Roma en los Globos de Oro y los Critic’s Choice Awards, otro mexicano ganador del Premio de la Academia da su importantísimo juicio acerca de la película de su amigo.

Los comentarios de Guillermo Del Toro, más que ser sorprendentes, ponen nuevas aristas al delicioso debate acerca de porque Roma está conquistando el mundo. Literal.

Compartimos:

Previo

Exigen que titulares de Pemex y Secretaría de Energía sean separados de sus cargos

Siguiente

¿Hace falta cartilla “moral”? Podemos discutirlo, Pero, ¿no podían hacerla inclusiva y actual?

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *