La #FiscalíaQueSirva que le urge al país: para luego.

Olga Sánchez Cordero declaró en el programa de Carmen Aristegui que “por ahora, la Fiscalía avanzará sin reforma al 102 constitucional” y esta decisión ha sido criticada en redes sociales por algunos activistas y políticos que afirman que esto podría ser un albazo y que no va conforme al ánimo que la Sociedad Civil exige.

Incluso el director de cine Alejandro González Iñárritu explica la importancia de un modelo de #FiscalíaQueSirva

Para Alfredo Lecona, integrante del colectivo #FiscalíaQueSirva, importa el nombre y también es relevante el modelo de la fiscalía. Este colectivo y esta exigencia ha reunido a personas y a agendas muy diversas, porque los une una misma demanda: erradicar la impunidad. Esa impunidad que alcanza el 99% de los crímenes en nuestro país.

Lecona afirma que la fábrica de impunidad más grande es la PGR y sus sucursales estatales, por eso el modelo y la reforma a fondo del 102 constitucional son urgentes.

El gobierno de Peña intentó reformar el 102, pero eso se tradujo en un paquete de impunidad al proponer el pase automático del personal y del fiscal por 9 años, además al proponer a Raúl Cervantes como #FiscalCarnal, se evidenciaba aún más esa intención.

Lo que busca #FiscalíaQueSirva es generar un modelo de fiscalía eficaz, autónoma y fuera de control político que no sea utilizada como persecución política.

Lo que proponen es lo siguiente:

  • Que la persona que dirija la FGR tenga el mejor perfil profesional y no cuente con vínculos con los poderes políticos y económicos para que realmente esté del lado de la justicia y de la gente.
  • Para ello, proponemos mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana.
  • Que la Institución tenga un plan de trabajo que nos permita conocer a los y las ciudadanas los avances de las investigaciones y del trabajo en general de la FGR, garantizando que se persigan de forma prioritaria y efectiva los delitos que más nos duelen y preocupan a los y las mexicanas.
  • Que el personal de la FGR sea altamente profesional y cuente con los recursos necesarios para la gran tarea que tiene.

En ese sentido como dice Lecona se trata de las dos cosas: importa el modelo de fiscalía e importa el nombre.

El Colectivo ha tenido 15 mesas de trabajo con legisladores de MORENA, académicos del CIDE y de la UNAM y se diseñó un proyecto de reforma apegado a estos intereses para erradicar la impunidad en el país, así lo declaraban en septiembre:

Esta iniciativa fue presentada por Olga Sánchez e inició su proceso legislativo, sin embargo, la declaración de la futura secretaria de gobernación preocupa porque parece que iniciará el proceso de nombramiento de fiscal sin reformar el 102 y aún más alarmante como afirma Lecona, el dictamen que empieza a circular se aleja del que los colectivos trabajaron en conjunto.

Entre los cambios graves del dictamen que circula, el Colectivo destacó los siguientes:

  1. No garantiza un proceso de transición adecuado que rompa con la ineficiencia y malas prácticas de la actual Procuraduría General de la República.
  2. No garantiza la independencia de los fiscales para investigar.
  3. Posterga el plazo previsto para que la persona que ejerza el cargo de Fiscal General de la República desarrolle el proceso de consulta ciudadana orientado a promover cambios estructurales en la procuración de justicia.
  4. Reduce el derecho de acceso a la justicia de las víctimas que viven en el extranjero.
  5. No brinda garantías suficientes para que la Fiscalía General de la República cuente con el presupuesto necesario para contribuir a reducir los niveles de impunidad en el país.
  6. Duplica las funciones de investigación al otorgarle a la Coordinación General funciones que son propias de la Coordinación de Investigación y de Persecución Penal, generando así estructuras que tornarán ineficiente el funcionamiento de la Fiscalía General de la República.
  7. Limita la transparencia y auditoría social sobre el funcionamiento y cumplimiento de metas institucionales.
  8. Desnaturaliza el Plan de Persecución Penal al suprimir su categoría de instrumento público, eficaz para la rendición de cuentas de la Fiscalía.

El Senado confirmó que rectificaría y se espera el nuevo dictamen.

Según Lecona este dictamen y esta premura es porque AMLO solicitó tener fiscal general y especializados antes del 1ero de diciembre, así declaró en septiembre:

“Queremos que al inicio del gobierno ya tengamos las Fiscalías que nos hacen falta”

Lo que implica otro riesgo y ahí estaríamos ante el peor de los escenarios: sin reforma al 102 y con un proceso de nombramiento del fiscal apresurado y sin los estándares de designación pública.

Además, AMLO ya ha dado a conocer su terna de fiscal, por lo que el proceso de nombramiento pudiera ser una simple simulación y violaría la exigencia del Colectivo #FiscalíaQueSirva de un perfil independiente de los grupos políticos.

Como afirma Lecona, ojalá la mayoría legislativa de Morena reflexione y rectifique porque nuestro imperio de impunidad necesita procesos claros, abiertos, transparentes e inclusión de la ciudadanía, tanto en la reforma al 102 y nombramiento al Fiscal.


Vídeo Recomendado

Previo

Poeta vs. poeta en el ring, 'Adversario en el Cuadrilátero 2018' rumbo a octavos de final

Siguiente

Morir el mismo día que nací: Lucia Berlin y la vida literaria

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *