Habrá consulta sobre el Tren Maya aunque Mario Delgado prometió lo contrario

Otra semana, otro malentendido entre los diferentes órdenes de Morena. Los malpensados podrían decir que eso es la nota debido a que en la campaña pregonaron unidad y hasta hubo candidatos que ganaron sólo por aparecer en una lona con Andrés Manuel López Obrador, siendo que ahora hay una sana diferencia de opiniones entre el partido, los dos líderes legislativos y los integrantes del ejecutivo.

En realidad es curioso porque esta divergencia de opiniones suele derivar en promesas rotas y compromisos olvidados, como aquel de los sueldos de los diputados y privilegios como lso bonos de fin de año o la falta de reversas de al gasolinazo incluso cuando Mario Delgado prometió en campañas que sería prioridad.

Y pasa que Mario Delgado no es cualquier legislador, sino que es el coordinador de la mayoría que encabeza Morena en la Cámara de Diputados. Entonces, sus declaraciones suelen tomarse con mayor peso de lo habitual. Como cuando dijo que la consulta sobre el NAIM sería la última al margen de la ley.

Dice una nota de El Universal de apenas el 1ero de Noviembre:

“Es la última consulta que se hizo con esas características, con esas restricciones, en esa coyuntura. Todas las consultas que se hagan de aquí para adelante, de las decisiones más relevantes para el país, cuando así se decida, tendrán que apegarse necesariamente a la ley que regula las consultas populares”, dijo.

“Es decir, queremos una democracia participativa que esté sujeta a la Ley, no veremos ya otra consulta con las características que tuvimos respecto del aeropuerto”, señaló.

Apenas 11 días después, hoy 12 de noviembre, el presidente electo ya desdijo a Delgado. Pasa que AMLO ha declarado que habrá una nueva consulta en relación a a varios temas, destacando el proyecto del Tren Maya, antes de finalizar el año.

Estos sondeos supercargados no entrarían en la llamada dinámica de democracia participativa referida por Delgado y tampoco representarían un avance significativo sobre la débil dinámica que falló en otorgar legitimidad a la consulta del NAIM, cuya participación ni siquiera alcanzó la de un estado mediano.

Leemos en El Financiero:

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció este lunes que la consulta sobre el Tren Maya, el Tren Transístmico y la nueva refinería en Tabasco se realizará el 24 y 25 de noviembre.

“Informo a ustedes que el día 24 y 25 de este mes vamos a llevar a cabo una amplia consulta ciudadana para preguntarle a los mexicanos, no sólo a los habitantes del sureste, sino a todos los mexicanos su opinión”, expresó.

En sus declaraciones de hoy lunes, López Obrador se admitió como una voz imparcial en la consulta sobre el NAIM y siguió el tema de sus usuales quejas sobre la prensa mexicana, con una mención sobre la oposición del periódico Reforma a los segundos pisos del periférico.

Una pista sobre que no mejorará la dinámica del sondeo venidero es que será en las mismas 1 mil 73 casillas.


CONOCE MÁS SOBRE MARIO DELGADO

Mario Delgado no da reversa al gasolinazo, pero sí gastó 1 millón 800 mil pesos en viajes y viáticos


Vídeo Recomendado

Previo

Reflexiones <i>sui generis</i> respecto a la marcha en favor del NAIM

Siguiente

Nuevo congreso, nuevo Trump

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *