Explicador: El debate por la reducción de apoyos al cine

Morena, en la Cámara de Diputados, planea reducir en un 64% el apoyo al cine nacional. Aquí te lo explicamos:

  • La diputada Simey Olvera propone reducir el subsidio a las producciones cinematográficas nacionales por medio de una reforma a la Ley del ISR.
  • El máximo anual pasaría de 650 a 240 millones de pesos.
  • El punto de su propuesta es quitar la virtual hegemonía de dichos estímulos fiscales para la industria audiovisual, específicamente la cinematográfica.
  • Dice la nota en La Jornada: 
    • En su lugar, pretende juntar los montos de estímulos fiscales y que sea un universo de 800 millones de pesos para todas las expresiones culturales, para no dejar sólo a la cinematografía 650 millones, y se resalta que una sola expresión cultural no puede concentrar más de 30 por ciento del monto total del estímulo fiscal.
  • La diputada por Morena también explicó que no habría mucho daño a los realizadores nacionales debido a que -en su juicio- desde 2006 ha crecido la industria justamente por las facilidades para producir por estos estímulos.

En el diario La Razón se publicó un reporte extenso la respuesta de algunos cineastas, obviamente molestos por la noticia:

“Al cineasta no se le consultó y es muy complicado que alguien que no hace cine lo entienda”, dijo Ulises Guzmán, quien se encuentra finalizando las producciones Aztech y La confesión del caníbal.

Mientras que Sebastián del Amo criticó: “con esta idea de la austeridad republicana, que entiende mal ésta diputada, lo que se crea es mellar y perjudicar, la propuesta debería dedicar un presupuesto a cada disciplina, que tiene sus propias condicionantes y tiempos. No es lo mismo hacer una película que pintar un cuadro, con todo el respeto”.

La repartición de los estímulos del Eficine ha sido criticada debido a que puede apoyar a creadores emergentes o cine que de otro modo no podría financiarse pero también a productos comerciales sin mucha propuesta artística como 3 idiotas.


Vídeo Recomendado

Previo

La mirada de las moscas

Siguiente

La elegancia del chapopote, en la obra desconocida de Rufino Tamayo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *