El proyecto del Tren Maya ha ignorado a las comunidades indígenas aledañas

Aunque es esperable que un presidente electo a nada de asumir el cargo (y más con un casi expresidente en funciones en la silla) ponga la agenda noticiosa, la tumultuosa semana para el equipo de Andrés Manuel López Obrador cierra con broche de oro a través un recordatorio por parte de integrantes de los pueblos originarios de la región maya: no los han tomado en cuenta para la construcción del Tren Maya.

Si la nota te suena similar a otro caso, también vinculado a AMLO, es que hay argumentos similares en un descontento por parte de los pobladores de comunidades cercanas a la base militar de Santa Lucía, quienes (como aquellos de Yucatán) exigen que sean respetadas sus leyes locales.

Pueblos que serían afectados por NAIM en Santa Lucía demandan ser consultados

Y parece que la historia se repite en el proyecto del Tren Maya. Leemos en Animal Político sobre la postura de algunas comunidades indígenas de la península de Yucatán:

En un pronunciamiento conjunto, expresaron su “desagrado” por considerar que “ninguna persona fuera de la Península de Yucatán” puede “decidir lo que se puede hacer o dejar de hacer” en sus territorios y llamaron al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a que se prohiba de forma “total y absoluta” antes y después del 1 de diciembre cualquier tipo de subasta, autorización, permiso de cambio de uso del suelo o licencia para el establecimiento del proyecto de servicios, sin haber obtenido primero el consentimiento de los pueblos indígenas por los que pasaría el proyecto.

El argumento principal referido e el reporte es que los planes de construcción de este proyecto, que en teoría tiene tintes turísticos, es que violenta los derechos indígenas ya que simplemente no los está tomando en cuenta ya que está agendada  una consulta a nivel nacional (con la misma logística de aquella en la que alguien votó cuatro veces) y se habla de fechas concretas de construcción.

Es decir, nadie ha consultado a estas comunidades y ya hasta se tiene definido cuando comenzarán las obras pertinentes. Respecto a quienes son los abajofirmantes de la misiva referida por Animal Político, citamos:

Las comunidades que firman el documento se encuentran representadas en las organizaciones Coordinación “Unir Fuerzas para la Defensa del Territorio”, Prodiversa A. C., Red de Productores de Servicios Ambientales Ya’ax Sot’ Ot’ Yook’ol Kaab A. C., Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, Muuch Kambal A. C., Consejo Indígena de Atasta, Cladem Yucatán, Movimiento de Resistencia Civil, Candelraria Campeche, Sociedad Cooperativa Turística Repobladores de Chiquila y Ejido de Conhuas en Calakmul.

Otro elemento en su postulado es que claramente el proyecto no tendrá beneficio en su vida diaria y más bien sería disfrutado por aquellos con bolsillos un poco más hondos, además de advertir sobre el daño ecológico.

La carta completa está en Animal Político.

PARA LEER.

Hay más ideas para el debate en esta nota:

Para el debate: Algunos apuntes sobre el proyecto del Tren Maya


Vídeo Recomendado

Previo

Fernando del Paso ¿el más grande novelista mexicano?

Siguiente

"Sólo a Google le confías tus intimidades": Seth Stephens-Davidowitz

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *