¿Quién vota por un candidato de ultraderecha? Las razones del auge de Bolsonaro

Con anterioridad en Tercera Vía hemos seguido de cerca el tema del ascenso meteórico de Jair Bolsonaro, el candidato ultraderechista que se apunta como favorito en las elecciones presidenciales brasileñas. Bolsonaro es sólo el último representante de las diversas formas de nacionalismo y tendencias conservadoras a lo largo del mundo, con su máximo estandarte en el sorprendente (para 2016) triunfo de Donald Trump en Estados Unidos.

Aunque la victoria de Emmanuel Macron sobre Marine Le Pen ha dado algo de esperanza respecto a la opinión de los votantes a nivel mundial, el siguiente post que publicamos en 2o16 ilustra muy bien lo espeluznante del auge del fascismo a nivel mundial. Es decir, aunque haya ganado Macron en  2017, asusta que existan poblaciones divididas entre propuestas progresistas y la ultraderecha.

Donald Trump está entre los 5 que pueden iniciar o impedir otra guerra mundial

Mismo caso en EEUU, que aunque Hillary Clinton ganó el voto popular pero Trump se llevó la victoria con el Colegio Electoral, llama la atención que casi la mitad de los estadounidenses (peor, casi que con división de estados rojos y azules) hayan decidido votar contra una ex estrella de televisión de realidad que se manifestó con orgullo como un político racista, xenófobo y misógino.

Con este contexto, conviene leer las razones particulares por las que alrededor de la mitad de la población brasileña también se está decantando por Bolsonaro.

  • Una bastante específica es el hartazgo con el Partido de los Trabajadores, traducido en un hartazgo a todo lo que huela al expresidente Lula.
  • El aumento en asesinatos y violencia en general dentro de Brasil, lo que deriva en que sea atractivo un candidato “de mano dura” como Bolsonaro.
  • El racismo, por supuesto. Las propuestas de Bolsonaro lo vuelven favorito entre la población de raza blanca.
  • Otra cosa curiosa. Con los hombres, el de ultraderecha es bastante popular y más bien casi el doble que con las mujeres, género con el que de cualquier manera estaría igualado que con Haddad.
  • Similar al tema Trump, Bolsonaro es popular con las clases acomodadas pero sus números no son malos en la población con menos ingresos ya que está a solo 10 puntos porcentuales (46).

Más información, mucha más, en El País.


Vídeo Recomendado

Previo

¿Y si Bolsonaro no es el problema?

Siguiente

Ganó Santa Lucía en la #ConsultaNAIM, pero ¿ahora qué sigue?

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *