Pide Senadora de Morena que diputados federales de su partido renuncien a “dinero mal habido” de bonos navideños

Una infame tradición que algunos políticos mexicanos siguen perpetuando es el famoso bono navideño y demás regalitos de fin de año, el cual pueden promover o cancelar los mismos diputados federales, o en el peor de los casos si quiera donarlo para alguna causa más meritoria. Por ejemplo, a finales de 2016 esto reportamos en Tercera Vía:

La Cámara de Diputados promovió que además del bono navideño (150 mil pesos), el aguinaldo (140 mil) y el de apoyo para atención ciudadana (141 mil), cada representante legislativo pueda disponer de una tajada de 109 mil pesos. Esta asignación de último momento fue autorizada por el Comité de Administración, que estableció que la cifra deberá usarse para la “adquisición de servicios o compra de bienes” y ser usada entre el 15 y el 31 de diciembre, con el objetivo de que sea considerada como parte del ejercicio fiscal de 2016.

En la legislatura pasada sólo una fuerza política (MC) rechazó el bono los tres años, mientras que Morena en 2015 pero hizo lo mismo pero en 2016 sí aceptó la tajada millonaria para sus legisladores, teniendo así una política indefinida.

Hoy leemos a la Senadora Soledad Luévano, de Morena, que habló sobre estos bonos millonarios y su postura respecto a no guardar “un silencio cómplice”, denunciando los excesos de no solamente la Cámara de Diputados como un todo, sino específicamente de aquellos que tienen mayoría: sus compañeros de partido, junto a sus aliados (PT, PVEM, PES).

Citamos de su publicación en redes sociales:

Hay cosas que no se pueden defender y no estoy dispuesta a guardar un silencio cómplice.

Los diputados federales se han negado a bajarse el sueldo y se autorizaron un bono navideño mayor a los $300 mil pesos; En el caso de los Diputados Locales se duplicaron sus prestaciones, ahora recibirán casi $250 mil pesos mensuales.

Hay tiempo para rectificar, le hago un llamado a mis compañeros de morena para que renuncien al dinero mal habido como lo hicimos en el Senado y mantengamos el respeto de la gente. Lo prometimos en campaña y es lo justo.

En los comentarios, la conversación entre Luévano y su comunidad continúo en el mismo sentido. Por ejemplo, en un comentario la cuestionan acerca de la situación en el Senado, donde la mayoría de Morena al menos sí se pudo poner de acuerdo. Respondió la Senadora:

Otra persona escribió que estas decisiones de los legisladores de Morena serán cobradas en la próxima elección. De  manera amable, Luévano le concedió la razón.

**

¿Rectificaran los diputados federales de Morena y aliados para renunciar a lo que su compañera llama “dinero mal habido”?


Vídeo Recomendado

Previo

Cuando Bolsonaro acosó a Ellen Page y quiso explicarle la problemática LGBT

Siguiente

Denuncia urgente de la Articulación Feminista de Nicaragua

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *