Los verdaderos delincuentes nunca pisan la cárcel

A diferencia de los presos políticos, los presos del colectivo «Solidarios de la Voz del Amate» (y miles de presos en todo el país), no están recluidos por su actividad política, se encuentran recluidos por la discriminación que aún es parte fundamental de la sociedad mexicana y en particular por el sistema de justicia colonial que prevalece en el estado de Chiapas. Sin hablar el español, hablantes de sus lenguas maternas (tsotsil y tzeltal), pobres, se consolidaron como «pagadores» de delitos que no cometieron.

«La Voz del Amate» y los «Solidarios de la Voz del Amate» surgen en el centro de la lucha por la libertad de presos políticos indígenas en México, y es a través de estos colectivos que varios indígenas, hombres y mujeres, comenzaron a politizarse y a construir una defensa jurídica acompañada de acciones concretas de denuncia de sus casos; a través de esta manera de organizarse también han logrado espacios y mejores de las condiciones de vida al interior de las prisiones.

Hace unos días, por diversos conductos, una carta firmada por tres presos indígenas llegó a mis manos. No los conozco a todos, pero a Alejandro sí lo conozco en persona, estuve conversando con él y compartiendo algunos momentos en dos visitas que realicé a la cárcel donde se encuentra preso.

Tenemos casi la misma edad, a diferencia mía, él ha pasado la mayor parte de su vida durmiendo en una celda y tratando de conseguir su libertad. Me parece fundamental compartir esa carta y dar algunos detalles de cada preso que la firma:

Alejandro Díaz Santiz

Alejandro Díaz Santiz, originario de la comunidad de Tzoeptiz, municipio de Mitontic, lleva 19 años y 5 meses recluido en distintas cárceles del estado de Veracruz y Chiapas, acusado de un homicido que no cometió; actualmente es el Centro de Readaptación Social para Sentenciados (CERSS) no. 5 su lugar de residencia. Con una condena de 30 años, un amparo «redujo» su sentencia a 29 años 6 meses. A pesar de varias promesas de al menos dos gobernadores, de los dos estados en donde ha estado preso, no hay ningún avance para conseguir su libertad.

Dentro de cárcel se politizó y se integró al colectivo de presos «Solidarios de la Voz del Amate», quienes en su mayoría, luego de varias acciones, consiguieron su libertad. Sin embargo, Alejandro aún permanece tras las rejas y ahora ha logrado integrar a otros presos a esta lucha organizada.

Diego López Méndez

Diego López Méndez, originario de Chixletic, municipio de San Juan Cancuc, es también integrante del colectivo, tiene 6 años y 3 meses de reclusión y se le acusa de homicidio calificado. Actualmente se encuentra preso junto con Alejandro Díaz Santiz. Si quieres conocer su historia en las propias palabras de Diego, puedes consultar este enlace.

Mariano Pérez Velasco,

Mariano Pérez Velasco, procedente del municipio de Mitontic, ha sumado 14 años y 8 meses en reclusión, está pagando un delito que no cometió, sin embargo, hasta la fecha, no ha sido sentenciado, lo cual, constituye una grave violación al debido proceso penal y a sus garantías personales. «El tiempo que llevo preso, ¿quién me lo va a pagar?». Se encuentra preso en el CERSS no.5 a pesar de no tener sentencia, y se ha organizado con los «Solidarios de la Voz del Amate» para luchar por su libertad.

***

He aquí la carta recibida:

A la opinión pública

A las organizaciones independientes

A los medios de comunicación estatales, nacionales, internacionales y alternativos

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Al Congreso Nacional Indígena

A la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

A los defensores de los derechos humanos ONGS

Presos indígena «Solidarios de la Voz del Amate», adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN. Recluidos en el CERESO no. 5 San Cristóbal de las Casas, Chipas.

A causa de la injusticia que sufrimos, se sufre en nuestro país, México, es lo peor, por que muchos compañeros, los que defienden el pueblo, han sido desaparecidos y otros en la cárcel. Pagando delitos indebidamente. Así como nosotros estamos privado de nuestra libertades, por un delito que jamás hemos cometido, nos sentencian a muchos años. Cuando nos detuvieron no podíamos defendernos porque hablamos nuestra lengua materna. Algunos hablan tsotsil, otros en tzeltal y no tuvimos un intérprete, por lo mismo está saturado las cárceles, de puro inocente. Los verdaderos delincuentes nunca pisan la cárcel.

Es por eso que pedimos a todo el pueblo de México y del mundo que se solidaricen en exigencia de nuestras libertades. Así mismo, le pedimos al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador que vea nuestra pronta libertad.

Así como él dijo que a todos los indígenas los va a apoyar. Creo que ya merecemos un beneficio ya que algunos llevamos 19 años 5 meses, otros llevan 15 años sin que hayan sentenciado y 6 años 3 meses, igual no lo han sentenciado. Así como él ha mencionado que va a dar ley de amnistía por eso ya lo queremos ver.

Por último invitamos a todas las organizaciones independientes a seguir exigiendo las verdaderas justicia y libertades de todos los presos políticos y presos de conciencia de todo el mundo.

Juntos podemos ganar

Las verdaderas justicia

Fraternalmente

«Solidarios de la Voz del Amate»

Alejandro Díaz Santiz

Mariano Pérez Velasco

Diego López Méndez

A 18 de septiembre de 2018


Vídeo Recomendado

Previo

Otra mujer que hace historia: Frances Arnold gana el premio nobel de Química

Siguiente

Detienen a Amy Schumer y Emily Ratajkowski por protestar contra juez acusado de abuso sexual

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *