La penosa manera en que la prensa mexicana cubrió la represión a la Caravana Migrante

La memoria que dejan las transmisiones noticiosas y las portadas de diarios ha sido por décadas una manera de medir el pulso de los intereses político y empresariales en México, a través de los múltiples factores que se involucran en una cobertura noticiosa.

Uno de los ejemplos más famosos de la importancia de estos testigos es la creencia de que el 2 de octubre de 1968, Jacobo Zabludovksky dijo “Hoy fue un día soleado”, sin mencionar lo sucedido en Tlatelolco ese día. Lo cierto es que ese mito urbano, del que no hay clip alguno disponible, encapsula algo cierto: la manera en que los medios manipulaban las noticias antes de las llegadas del internet y la apertura a muchísimas voces o versiones.

A diferencia del clip perdido (o inexistente) de Don Jacobo, de lo que sí hay registro es de los diarios de dicho día. Y son penosos:

Una versión más reciente de la cada vez más difícil tarea de ocultar la verdad de una manera insultantes, son las portadas de OEM cuando Peña Nieto tuvo su visita a la Ibero en 2012.

Ayer vivimos en México la llegada de migrantes hondureños, con un crudo recibimiento por la Policía Federal a pesar de que autoridades habían prometido que se les trataría con humanidad. Si bien, la Caravana Migrante sobrepasó la barricada, la otra parte de la historia es la represión de los oficiales que incluso rociaron con gas lacrimógeno a mujeres y niños.

Algunos medios o personalidades mediáticas con cierta credibilidad, trataron el hecho como una especie de invasión a la soberanía nacional cuando en realidad era una caravana con menos de 5 mil migrantes entrando a un país de más de 100 millones.

Para empezar, vi este tuit de Denise Maerker compartido algunas veces en Twitter con comentarios bastantes xenófobos. Que ojo, lo malo no es el tuit en sí sino que su editorialización (“irrumpen de forma violenta”) fue gasolina para los intolerantes de las redes.

Aunque en la narrativa de Denise y Noticieros Televisa, los hondureños fueron los violentos, los únicos heridos fueron de la caravana. No hay reportes de ciudadanos mexicanos u oficiales que hayan sido afectados.

Ya en el noticiero, así fue la cobertura, con énfasis en la fuerza…de los migrantes.

Aunque no se esperaba gran cosa del ex compañero de foro de Denise, con Ciro Gómez Leyva la cosa escaló a “pesadilla” e invasión:

Los periódicos en sus portadas no lo hicieron mejor:

Sólo dos periódicos mexicanos cubrieron el hecho de manera decorosa:

Trasciende lo especialmente insensibles que fueron las portadas de El Heraldo de México, El Sol de México y La Razón. Por otro lado, fueron asquerosamente porristas en Milenio y Excélsior.

Posdata

Algunos diarios internacionales tuvieron, aunque fuera poco, más tacto con el tema:


Vídeo Recomendado

Previo

El vínculo entre el cerebro y el aprendizaje musical

Siguiente

Confirman la existencia de un sexto sentido

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *