‘Homicidas Gourmet’, humor negro que cuestiona la violencia social

Con cuatro protagonistas psicópatas 'Homicidas Gourmet' es una obra de humor negro que cuestiona la violencia social

El incesante tic tac de un reloj, una noche de insomnio esquizoide y cuatro personajes vinculados por un macabro secreto protagonizan Homicidas Gourmet. Una obra que sondea el alma de sus personajes para exponer sus emociones más profundas, un vaivén entre la luz y la oscuridad que habitan en cada ser humano.  

La historia arranca con el encuentro entre Lucca y Jess, quienes están atados en una relación problemática donde el amor y el odio los conducen a la sublimación de la violencia.  Su objetivo es llegar a la creación de una obra de arte que les permita sentir la experiencia estética. Es así que, con este motivo, deciden realizar actos de justicia por propia mano.

En el camino se cruzan con Roy y Liz, dos seres que les asemejan. Ellos se irán adentrando a un universo que los eleva por encima del homicidio común y los inscribe en un rango donde sólo los artistas sensibles y privilegiados, aquellos marcados por el talento, tienen acceso.

Los cuatro personajes se nos presentan en un primer momento como personas comunes y corrientes, pero a medida que transcurre la obra nos damos cuenta que ellos sólo buscan obtener la trascendencia a través de los actos violentos. En esta obra, como si de una novela policial se tratara, quien cobra relevancia es el criminal y no el detective.

Con referencias a conocidos asesinos seriales como Goyo Cárdenas y Ted Bundy, la obra también juega con la creación de los perfiles criminales de sus protagonistas, quienes viven inmersos en una vida digital que los obliga a buscar la aprobación de sus followers o seguidores en redes sociales, a partir de las atrocidades cometidas, lo que va nutriendo sus macabras fantasías llevadas a la realidad disfrazadas de un espíritu redentor

Homicidas Gourmet es una divertida comedia, con la dramaturgia de Édgar Vicente Álvarez Estrada y la dirección de Aarón Hernández Farfán, que por sus elementos estéticos y discursivos tiene mucho de cinematográfica. Esto gracias a las proyecciones visuales creadas por Miriam Romero y Joana Núñez. Además de una musicalización y transiciones sonoras, planteadas por el propio director de la puesta, que potencializan este carácter.

El montaje expone una hilarante reflexión sobre nuestra sociedad, cuenta con un elenco conformado por Tania Arredondo, Fabiana Perzabal, Eduardo Victoria y Tizoc Arroyo. La minimalista escenografía y la dinámica iluminación, a cargo de Teresa Alvarado, resultan muy apropiadas para acompañar a los actores en un  planteamiento dramático con personajes complejos que muestran sus más profundas patologías.

Homicidas Gourmet ofrece temporada hasta el 18 de diciembre, los martes a las 20:30 h, en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico, ubicado en Avenida Revolución núm. 1500, en la colonia Guadalupe Inn de la Ciudad de México. Para mayores informes visite la página oficial.


Vídeo Recomendado

Previo

Luis Miguel: nunca será como antes

Siguiente

Lluvia interior

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *