Gobierno priísta del Estado de México extiende concesión de autopista a Grupo Higa, los de la Casa Blanca de Peña

México pudo haber sacado al PRI de Los Pinos pero todavía queda mucha cultura priísta (o sus vestigios) en las administraciones de algunas entidades. Por ejemplo, aunque los ciudadanos del Estado de México manifestaron su desprecio al PRI en el 2018, el actual gobernador sigue ligado al grupo que llevó al poder a Enrique Peña Nieto y los poderes empresariales alrededor de él.

Esto incluye a los proveedores preferidos del presidente, como es el caso de Grupo Higa, los mismos de la Casa Blanca. Resulta que el gobierno mexiquense se puso de garantía para que la compañía constructora pidiera un préstamo para terminar la eterna obra de la carretera Toluca – Naucalpan.

Dice una nota de agencias en el diario Vanguardia:

El Gobierno del Estado de México, al igual que hizo con OHL –hoy Aleatica– benefició a Grupo Higa, propiedad de Juan Armando Hinojosa Cantú, firmando un convenio en el que aportó 300 millones de pesos a un fideicomiso para garantizar la conclusión de la autopista Toluca-Naucalpan. 

Además, le modificó cuatro veces el Título de Concesión de la obra para que la empresa justificara un aumento en el costo, ampliara el plazo de operación y subiera sus tarifas en más del 50 por ciento; ningún coche ha circulado por esa vía porque no está terminada.

Sumada a esta garantía que indignantemente se puede leer como una especie de seguro para que Higa termine la obra de más de once años sin consecuencia alguna en lo económico, pura ganancia, está el tema de que en el último día del gobierno del priísta Eruviel Ávila se amplió la concesión para los constructores de la casa de Angélica Rivera.

Es así como los derechos de la autopista pasaron de 30 a 60 años, en beneficio de Higa. El uso de esta carretera debió quedar listo desde el 2009, cuando todavía era gobernador Enrique Peña Nieto. Y es así que desde entonces se ha ido modificando el plazo de la concesión final.

En Reforma hay más información, con otro indignante dato: la concesión ampliada ahora será puesta en venta, porque Higa (por medio de la filial encargada de la obra) no tendría los recursos suficientes, esto resultando en una  información contrastante con el asunto del aval por parte del gobierno mexiquense.

Así dice la nota  de Reforma:

El motivo de la venta sería la falta de recursos de la filial de Grupo Higa, sostuvo otra fuente conocedora del proceso.

“La ampliación de plazo es un regalo del Estado de México a Higa para incrementar artificialmente su activo y que lo pueda vender mejor con el fin de obtener un mejor precio. Es el colmo del abuso de lo público para beneficiar al compadre del Presidente”, comentó.

Las ofertas de las empresas interesadas en comprar la autopista se darían a conocer el 26 de este mes.

Bancomer estaría operando el proceso de venta de la concesión recién ampliada, eligiendo entre cinco empresas constructoras.


Vídeo Recomendado

Previo

AMLO ganó en 91 por ciento de los municipios que tendrán casilla para consulta de nuevo aeropuerto

Siguiente

“El erotismo es una herramienta que nos permite conocernos”: Maritza M. Buendía en entrevista

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *