Cáncer de mama: Prevenirlo no es igual para todas

Por Melissa Benítez

Treinta por ciento de los cánceres de mama avanzan a metástasis, es decir, las células cancerígenas se extienden a otros tejidos. Ante esto, la prevención es fundamental, ya que el diagnóstico ocurre cuando ya está en etapas avanzadas, lo cual pasa en siete de cada 10 mujeres, señaló Alejandra Platas, presidenta de Médicos e Investigadores en la Lucha contra el Cáncer (MILC).

Alrededor de 60 o 70 por ciento de los casos se diagnostican en etapas tres y cuatro, lo ideal sería hacerlo en etapa uno y dos, ya que, a pesar de que la pronta detección no asegura que se evite llegar a la etapa de metástasis, permite disminuir la probabilidad de que avance, de ahí la importancia de que se obtenga de manera oportuna.

Enfatizó la responsabilidad de la mujer sobre el cuidado de su salud; la importancia de hacerse una autoexploración mensual, una exploración clínica al año y la mastografía a partir de los 40 años, lo siguiente es visitar al especialista que haga un diagnóstico certero e ir al centro de salud para que se proporcione el tratamiento.

Crédito: OSEP Catamarca

La dimensión socioeconómica 

Situación de cuidado ideal al que no todas las mujeres tienen acceso, además de la precarización del sistema de salud que no cuenta con infraestructura necesaria para dar un adecuado servicio. Esta exigencia tampoco considera los tabús alrededor del cuerpo de la mujer que obstaculiza la autoexploración resultado de una mediocre educación sexual.

Llamar a que la mujer “tome las riendas de su salud” es un llamado a un número limitado de interlocutoras; en México, 16.2% de las mujeres no tiene acceso al sistema de salud, según datos del INEGI en la encuesta intercensal 2015. Lo que ese dato no menciona es la complejidad del problema, un dato frío que no da cuenta de cómo las diferencias biológicas y sociales impactan en la salud.

La situación de la mujer es especialmente alarmante dadas las condiciones de desventaja y discriminación socioculturalmente condicionadas por factores como las relaciones desiguales de poder, los cánones sociales que dificultan el acceso a educación y empleo, así como el padecimiento real o potencial de violencia física, económica, sexual o emocional de la mujer.


Vídeo Recomendado

Previo

El arte y la cultura, pilares de la marcha del 2 de octubre

Siguiente

La próxima titular del Conacyt, propuesta por AMLO, pide suspender convocatorias

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *