«A dos años de la muerte de Paola, no ha habido justicia»: comunidad transgénero

Dos años atrás pocas personas repararon en el asesinato de Paola Sánchez Romero, mujer transgénero a quién le arrebataron la vida en plena avenida de Puente de Alvarado. Un sujeto armado –ahora identificado como militar– disparó a quemarropa dentro de su vehículo; Paola se había subido para desarrollar su trabajo. Paola gritó de terror al verse herida y a punto de morir; llamó a Kenya, su amiga y compañera de trabajo.

En aquellos días en que la muerte de una mujer transgénero y trabajadora sexual no fue relevante ni para el Ministerio Público, ni para los transeúntes, ni para la propia policía, la manera de hacer visible este asesinato y las condiciones injustas en las que el movimiento transgénero vive día con día, fue cerrando la avenida y anteponiendo el féretro con el cuerpo de Paola. Así se empezó a cubrir la noticia y Kenya saltó a los medios.

Este domingo 30 de septiembre, con la iglesia de San Hipólito, ubicada en la colonia Guerrero, a reventar de feligreses, Kenya y otras amigas de Paola conmemoran –no sin dolor y luto– el segundo aniversario de la ausencia física de Paola.

Pero esta vez quien sí las vio fue el personal de seguridad de la iglesia, quien de manera prepotente empezó a hostigar a las chicas que, bandera de la diversidad sexual en mano, atendían la liturgia y contemplaban en silencio la foto de Paola que se detenía al frente del recinto.

Fue esta supuesta seguridad la que les dijo que no podían estar ahí con esa bandera, la que le exigió a la prensa que no tomaran fotos porque la ahí «era zona federal» (¿en qué momento al iglesia de San Judas Tadeo se convirtió en una zona con este rango?). El guardia amenazó con llamar a más personal de seguridad pero Kenya, las chicas y demás aliadas de Casa de Muñecas Tiresias A.C. no se movieron ni un centímetro y continuaron respetuosamente con su conmemoración.

Paola las había convocado a este servicio religioso –que pagaron– y el padre ni siquiera las recibió, ni antes ni después de la misa. Ni siquiera nos quisieron dar el nombre. Dos años antes y ahora la violencia y la discriminación contra las personas transgénero sigue estando presente y a la alza.

México es el segundo país con altos índices de violencia contra personas de la comunidad LGBTTTI, tan sólo después de Brasil. A pesar de que el año 2017 sigue siendo un año crítico en esta escala, para el primer cuatrimestre de 2018, Letra S ha registrado 24 asesinatos, de los cuales 15 eran mujeres trans.

El Informe «Violencia, impunidad y prejuicios. Asesinatos de personas LGBTTTI en México 2013-2017» que Letra S Sida, Cultura y Vida Cotidiana A.C. dio a conocer el 17 de mayo de este 2018 en el marco del Día Nacional de Lucha Contra la Homofobia da detalles de las cifras de los últimos 5 años y además precisa que las entidades más violentas son Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo, Estado de México, Guerrero, Puebla, Tamaulipas y la Ciudad de México.

Tomando en cuenta la cifra total de los años contabilizados en el informe, 381 personas, el sector de mujeres trans (trasvestis, transgénero y transexuales) fue el más golpeado, pues aportaron el 55% de las muertes, es decir, 209 asesinatos.

A dos años del asesinato de Paola Sánchez, no hay avances en la investigación y el reclamo de justicia sigue siendo vigente y necesario: «la comunidad trans estamos indignadas, estamos de luto todavía, y ver los actos de violencia que se generan todos los días pro el simple hecho de ser lo que queremos ser, nos indigna» afirmó Kenya Cuevas, ante la prensa.

«Luego del asesinato de Paola comenzó el trabajo en la Casa de Muñecas Tiresias, fue gracias a ella que este proyecto de apoyo se hizo posible» explica la única testigo del asesinato en la avenida Puente de Alvarado. El proyecto al cual hace referencia es una asociación civil que trabajan con población en situación de calle, población LGBTTTI, trabajadoras sexuales y usuarios de drogas, el cual ha significado, un oasis en el violento desierto de la Ciudad de México.


Vídeo Recomendado

Previo

Denisse Vega Farfán #VocesVioletas

Siguiente

Remueven de Comisión de la Niñez a reclutadora de red de supuesta prostitución

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *