Uno de los principales proveedores del PRI y Meade pagó las fake news contra Ricardo Anaya

Una empresa con nexos documentados con el PRI, y la campaña de José Antonio Meade, pagó más de 3.5 millones de pesos en publicidad dentro de las plataformas de Facebook y Google durante en el pasado ciclo electoral para promocionar la difusión de un vídeo contra Ricardo Anaya.

Leemos en Animal Político una investigación que narra a detalle los lazos entre la empresa privada Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C., proveedora del PRI y la campaña de Meade, con el pago publicitario diseñado para perjudicar la campaña presidencial del panista Ricardo Anaya. Esto en una evidente cadena donde el PRI directamente no depositó dinero a las empresas tecnológicas sino que más bien ésta misión recayó en uno de los más grandes proveedores de Meade en el 2018: Jesús Zaragoza Sicre, quien además de ser dueño del mencionado consorcio, también es accionista en la firma Aldea Digital.

En la investigación por Nayeli Roldán se explica cómo es que el INE ha concluído que al menos dos contenidos virales contra Ricardo Anaya  (que lo ligaban a supuesta corrupción) maximizaron su audiencia por medio  de inyecciones millonarias en publicidad. La ruta fueron las empresas de Zaragoza Sicre, aunque el INE no puede establecer una responsabilidad directa del PRI por un pequeño detalle: la campaña de Meade  (o algún ente del PRI) no fueron quienes contrataron dicha publicidad.

Dice la nota:

Animal Político confirmó que Zaragoza Sicre también es accionista de Aldea Digital SAPI, C.V., la proveedora número uno del PRI durante la campaña que cobró 88 millones 774 mil pesos —o el 34% del gasto total de Meade—, según consta en las actas constitutivas de las dos compañías.

Los contratos de Aldea Digital con el equipo de Meade fueron por realizar “propaganda exhibida en internet” y “otros servicios de administración de sitio web oficial”, según consta en el informe de fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).

La resolución del expediente INE/Q-COF-UTF/40/2018, en el que se aborda la nota “Lavado de dinero Ricardo Anaya”, indica que se comprobó que Google recibió 585 mil pesos por parte de la empresa de Zaragoza Sicre, aunque ésta lo haya negado. Pero el INE no pudo confirmar que algún partido la hubiera contratado y por tanto no se podía trazar “una línea de investigación de que el origen del recurso con el que se pagó la misma fuera proporcionado por un ente político”.

Trasciende también que las empresas de Sicre fueron las primeras privadas en haber sido multadas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ya que la elaboración y difusión de una fake news acerca de Ricardo Anaya y un falso decline a favor de Meade fueron pagadas con dinero de Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C.

La multa en febrero de 2018 fue simbólica, sólo 28 mil pesos que palidecen ante los más de 3 millones invertidos por las mencionadas firmas para promocionar fake news durante plena campaña electoral algunos meses después.

¿Qué están haciendo las plataformas de tecnología?

Lo sucedido en México en esta primavera/verano de elecciones fue una especie de prueba para Twitter, Facebook y Google. Y si hubiera que juzgarlos, claramente han fracasado. Desde el dato anecdótico donde bastantes no han aprendido a diferenciar un vídeo viral de Carlos Chavira a una declaración verdadera de López Obrador, hasta el duro golpe a la imagen de Anaya al ligarlo con actos de corrupción aunque no existen pruebas formales.

Las tres plataformas están tomando baby steps para ser más transparentes. Facebook, por ejemplo, ha vuelto público el dato de publicidades (sin montos ni ejecutantes) en turno para todas sus páginas anunciantes, así como el historial por si alguna cambia de nombre. Twitter emprendió un ejercicio simbólico en el que, durante las mid terms de EUU, indicará si algún usuario está compitiendo por un cargo de elección popular. Por su lado, Google está invirtiendo en capacitaciones con redacciones locales e inyecciones simbólicas de dinero para 1) combatir las fake news por medio de cultura digital, y 2) poner a la mano más herramientas para que los periodistas realicen comprobación de datos.

***

La investigación completa está en Animal Político

***

PARA VER

Existen y están en México: Así son las granjas de bots que influyen en las elecciones


Vídeo Recomendado

Previo

Despertar

Siguiente

Las dos Coreas van juntas para los Juegos Olímpicos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *