¿Qué está pasando en Argentina? Una breve explicación de la crisis

Argentina está atravesando por una crisis económica profunda, que además, amenaza con llegar a ser recesión. Con la imagen de los cacerolazos populares, De la Rua huyendo en helicóptero y el FMI inmiscuido a fondo en la crisis de 2001-2002, la inquietud se ha apoderado tanto de los mercados como de las personas de a pie.

Pero, ¿Cómo llegamos a esto?

El problema de la crisis económica argentina es complejo, pero podemos entenderlo mediante sus determinaciones endógenas y exógenas. Entre las primeras, que son las causas internas de la crisis, está el problema de que este año el país austral ha sufrido su peor sequía en décadas, lo que ha afectado severamente la producción de soja y maíz, que son centrales en su producción de riqueza. La inflación también ha sido un problema: desde hace años se han emitido pesos para contrarrestar el déficit fiscal, y con Macri haciendo lo propio, los precios para el consumidor se han terminado incrementando, sobre todo en el pago de la luz y el gas.

En cuanto a las variables externas, la deuda argentina se ha incrementado notablemente en los últimos años; en ese marco, USA ha elevado sus tasas de interés para fortalecer el dólar, lo que incrementó la deuda y ahuyentó la confianza de los grandes capitales. Esto, además, forzó la caída del peso, lo que a su vez tuvo un impacto directo en la vida de los argentinos.

En ese contexto, el FMI ha prometido rescatar a la economía argentina con un préstamo de por lo menos 20 mil millones de dólares, pero a cambio a solicitado que se “ajuste la economía” a un ritmo más rápido, lo que supone, en resumen, mayores restricciones para el pueblo argentino. Es así como el gobierno de Macri, que había prometido un mayor desarrollo económico, se enfrenta hoy a uno de los retos más difíciles de su gestión.


Vídeo Recomendado

Previo

Conoce los nominados al Premio Gabo 2018: Migrantes, Verificado y corrupción

Siguiente

Alejandra Solórzano #VocesVioletas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *