México con su sensibilidad post punk: ¿Por qué en México es grande Interpol (y en EEUU no)?

Algo que me agrada pensar es que México, como audiencia, tiene unos gustos muy peculiares. Y en primer lugar todo viene del centralismo económico. Por ejemplo, un acto relativamente grande y no estadounidense como Muse (son británicos) tuvo que pagar derecho de piso y tener una gira conjunta con My Chemical Romance en el 2005. O lo que es lo mismo: una banda que ya era headliner en Glastonbury, tuvo que ser telonera de una banda prometedora pero inferior de manera crítica. En México, para esa gira los de Muse ya eran dioses. Algo tiene el oído del mexicano alternativo (el no charanguero ni popero) que se asemeja a los brits.

Casos similares: la fanaticada demencial por The Strokes, Interpol y The Killers, quienes nunca dejaron de ser actos grandes [y son gringos pero los pelaron mucho más en Inglaterra en los inicios del post punk revival] pero hubieran matado porque su audiencia meta de un país entero los adorara como en México. Spotify, en la app de escritorio, tiene una herramienta pública para revisar las 10 ciudades donde más escuchan una banda y la verdad no decepcionó a mi teoría.

Las tres bandas que dije tienen primer o segundo lugar en la ciudad de México, peleando con Londres o Nueva York (un mercado con sensibilidad similar). En el caso de Interpol es notoria la diferencia de número de escuchas entre CDMX y el segundo lugar, aunque es triste que hasta un sexto disco le dieron a México el lugar que merecía en su avanzada mediática. Deben de estar en un punto bajo de su carrera, y no debería ser así, pero se han mantenido en una evolución musical que no traicionó sus bases o a sus fans más recalcitrantes. Cosa contraria es The Killers, quienes perdieron rumbo desde un cuarto disco a cambio de apelar a los sonidos del momento para tener más aire en radio y espacios en festivales masivos.

New Order y Joy Division son otro caso para la historia, la ciudad que más los escucha es CDMX y en segundo lugar -obvio- Manchester. Morrissey, The Cure, The Smiths, Depeche Mode y hasta Level 42 también tienen  la CDMX en su Top 3. ¿Kasabian, Metric Editors, White Lies, The Horrors? Ni se diga, podríamos decir que en Somewhere, USA no llenan ni un Forever 21 y en nuestro país bien podrían tener años seguidos de Plazas Condesas a tope.

Lo culero viene cuando piensas que mientras en Texas (donde no precisamente reina la alternativa) hay cuatro fechas de estadio para bandas de este nivel (rango dios indie – portada de NME) mientras que en México no vuelve tan seguido alguien no tan probado como Muse a plazas más chicas como Guadalajara simplemente por razones económicas. No nos alcanza la lana. Y tampoco hay foros. No todo es miel sobre hojuelas: hay darlings como LCD Soundsystem que no tuvieron sold out los tres meses de la venta previa a la fecha, aunque igualmente México está en su top 5 de escuchas.


Bocadillo: Y eso que no nos metimos al pop. Robbie Williams tiene carrera sólo por México.

paco@bocadillo.mx / @masterq

***

Una versión de esta columna fue publicada en La Jornada Aguascalientes el 25 de agosto de 2018


Vídeo Recomendado

Previo

Más de 30 planteles de la UNAM se van a paro luego de ataque de porros hacía alumnos que protestaban

Siguiente

El silencio de las piedras (poema por la UNAM)

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *