La vieja marcha del silencio (poema)

Para conmemorar los 50 años del Movimiento Estudiantil de 1968, y para celebrar la lucha presente de la comunidad universitaria compartimos un poema de Roberto Acuña

Por Roberto Javier Acuña Gutiérrez

Se escucha el griterío,

la avalancha de venas,

el sol de los pasos

herrando sombras,

futuros terremotos,

manos y más manos

apretadas hacia lo alto,

más allá de su infierno,

más allá de la ciudad y sus colegios,

arriba de la espina central,

de las vértebras patrias,

del gobierno de vómito y violencias;

arriba,

en lo alto

del muro central del universo,

más allá del retablo de miedos,

sobre la cosmogonía de hambres,

sobre los asesinatos que hace mucho

abandonaron el claustro de la noche

y construyeron su cepo

en los trabajos de los días.

Más arriba de mí,

de todos,

más arriba de mis torpes palabras,

de este olvido que persiste

en apretar los dientes,

la rabia de su tinta rota

que marcha confusa,

que tiembla entre el tremor

del odio, pero marcha,

marcha

machacando el miedo

de todas las marchas,

la vieja marcha del silencio.


Vídeo Recomendado

Previo

Brujería y contracultura jotas

Siguiente

El mundo a través de los ojos de una máquina

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *