El horror: La ola de violencia vuelve necesarios todavía más tráileres con cadáveres en México

Por la mañana publicamos en Tercera Vía una infografía acerca de la situación de inseguridad y violencia que se vive en Jalisco, entidad gobernada por el priísta Aristóteles Sandoval.

Y es precisamente ese clima de impunidad y violencia el que ha provocado que los denominados trailers de la muerte sean una triste realidad en otras entidades. O lo que es lo mismo: no es un caso aislado.

Hoy leemos en Milenio que hay al menos 10 tráileres por todo el país, con sistemas de refrigeración para almacenaje de cadáveres, en 6 diferentes entidades para contener más de 1 mil cuerpos. Un caso emblemático es de Guerrero, que ante la cantidad de violencia en la región tiene que recurrir a estos contenedores (tres, para ser específicos) para el almacenaje de cadáveres que no tienen cabida en las morgues [por falta de espacio].

Citamos de la nota lo que también sucede en otros estados:

También, la ola de violencia en Tijuana, Baja California, obligó al Servicio Médico Forense local adquirir un nuevo refrigerador con cupo para 50 cuerpos, en una urbe donde cada mes son ejecutados hasta 300 personas.

Aunque el Servicio Médico Forense en Acapulco, Iguala y Chilpancingo reporta que no hay saturación de cadáveres, pues además de la operación de un Panteón Forense, del que Guerrero es pionero, se incrementó el número de cámaras frigoríficas para concentrar los cadáveres de las víctimas de la violencia. 

Es así como tristemente la violencia se abre un nuevo nicho de mercado para los distribuidores de estas cámaras frigoríficas móviles, que encuentran un uso justificado ante los lamentables hallazgos de fosas clandestinas (co0omo en Veracruz) con cientos de cuerpos.

Más información en Milenio


Vídeo Recomendado

Previo

Una feria en honor a Juan José Arreola

Siguiente

Ricardo Anaya daría clases en la UNAM pero no la Facultad de Ciencias Políticas, según comunicado

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *