1 de 18: Solamente un integrante del gabinete de AMLO ha presentado su #3de3

Una de las iniciativas más sonadas, y que enmarcan muy bien las problemáticas del sexenio que está  por terminar, es el #3de3 del IMCO. En sí es una especie de obligación moral que tienen todos los candidatos a puestos de elección popular y sus funcionarios de primer nivel: ser transparentes en documentos básicos como sus declaraciones patrimoniales, fiscales y de interés.

Decimos que es emblemática porque el nuevo PRI representado por la generación Peña Nieto ha tenido su talón de Aquiles en los constantes escándalos de corrupción y desvíos, que van desde mansiones con procedencia dudosa hasta malversación de recursos que dejan en la ruina a estados enteros (hola, Veracruz). Los críticos del #3de3 suelen decir que simplemente aumentarán los prestanombres o se hará alguna jugada para ocultar la riqueza por parte de algunos actantes de nuestra clase política, pero la discusión está en la necesidad de presentar esos tres documentos básicos y actualizados.

¿A qué tema quién esconde algo así? Mientras el grueso de candidatos de algunos partidos presentaron su #3de3, hay casos de otras personas que simplemente no han querido transparentar su patrimonio. Y en casos tan importantes como el gabinete del próximo presidente de México. Leemos en La Silla Rota:

De los 18 integrantes del gabinete del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, solo uno presentó su declaración patrimonial en la plataforma “3de3” del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana; y otros siete dieron informes reservados a la Secretaría de la Función Pública (SFP), cuando ocuparon cargos previos.

La mayoría de las propuestas para ocupar cargos en la secretarías de Estado se han desarrollado en la academia, por lo que no están obligados a presentar ni hacer pública sus ingresos ni de cuántas propiedades son dueños. Sin embargo hay otro grupo que si se ha desempeñado en la función pública y omitió transparentar el valor de su patrimonio.

Entre los casos más relevantes, el medio señala a:

  • Rocío Nahle, próxima titular de la Secretaría de Energía y recientemente diputada.
  • Olga Sánchez Cordero presentó documentos pero a la Secretaría de la Función Pública en calidad de ministra de la Suprema Corte pero están reservados.
  • Alejandra Frausto Guerrero, próxima titular de la Secretaría de Cultura, recientemente tuvo cargos en la Ciudad de México y gobierno federal. Ha presentado documentos en Declaranet acerca de su patrimonio pero, por supuesto, son privados todavía.
  • Alfonso Romo no tiene información pública relativa a su #3de3 o similar.
  • Marcelo Ebrard hace tiempo que no tiene cargos de elección popular o en alguna dependencia, pero tampoco ha hecho esfuerzos para volver pública su información patrimonial mínima.

El único que ha presentado su #3de3 es Miguel Torruco Martínez, quien va a la Secretaría de Turismo, y antes de eso fue funcionario en la CDMX. Además, es empresario con millonarias inversiones y arrendamientos.

Sólo 1 de 18. Así las cosas.

Más información, mucha más, en La Silla Rota.


Vídeo Recomendado

Previo

Habrá una serie sobre la matanza de Tlatelolco para Amazon Prime

Siguiente

Los cuentos completos de Bram Stoker reunidos por primera vez en una edición en español

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *