La ‘Sacrofagia’ de Armando Tolentino, en la emblemática librería Jorge Cuesta

El artista Armando Tolentino nos ofrece en su obra escenas de perplejidad y terror, la muestra nos enseña cuerpos deformados y aborrecibles, insertos en los temas de lo grotesco y lo abyecto.

Por Carlos Castorena

La emblemática librería Jorge Cuesta (ubicada en la calle de Liverpol #12, colonia Juárez, a 5 minutos del metro Cuauhtémoc) como parte de su compromiso por dar espacio a distintas propuestas culturales tiene en exhibición la muestra pictórica Sacrofagia del ilustrador y pintor Armando Tolentino. Esta propuesta estará presente hasta el  28 de agosto. Si usted no la ha visto, aproveche estos últimos días para hacerlo.

Armando Tolentino es Diseñador Gráfico por la UAM Azcapotzalco. Ha colaborado en distintas publicaciones, haciendo carteles, diseño de interiores y portadas de distintos libros, y es el autor detrás de la página de facebook Carne Cruda, donde se muestra gran parte de su obra.

El título de Sacrofagia fue escogido por la fascinación del autor por lo divino. Aun sin ser un creyente religioso es un visitante continuo de la Catedral de México, el barroquismo y lo recargado de su adorno es algo que inspira constantemente la imaginación del autor. Y esta visita constante hace reflexionar al autor sobre las formas de comulgar de quienes manifiestan una creencia en la divinidad. Así la propuesta pictórica de Tolentino se muestra como una forma de expresar lo siguiente: “Esta es mi forma de expresar el cómo yo convivo con lo divino”.

Con trazos a bolígrafo, una técnica que usa desde que es un joven de secundaria, el autor ha creado su obra. Justamente las limitaciones de los materiales han forjado una riqueza  en su ejecución, dándonos  trazos llenos de expresión y consistencia, en obras llenas de escenas de perplejidad y terror, la muestra nos enseña cuerpos deformados y aborrecibles, insertos en los temas de lo grotesco y lo abyecto.

Son estos temas los núcleos estilísticos del autor, pues como mencionó el propio artista en la inauguración de dicha exposición la fragilidad del cuerpo humano es algo que le fascina y cuando retrata alguna imagen parte de justamente de esa fragilidad. De aquí que sea algo “carnoso” su estilo. En el sentido de que sea algo digerible, es decir, algo que es alimento, algo que se devora, para ser asimilado por el espectador.

Sacrofagia es una propuesta que sobresale por el talento en el trazo y por el estilo grotesco y abyecto para representar la fragilidad de los protagonistas de sus pinturas. Llevado a un concepto hecho con rigor y esfuerzo, despedimos esta propuesta que estará presente para deleite y sorpresa de todos aquellos que se atrevan a verla.


Vídeo Recomendado

Previo

Exigen en Puebla la aparición con vida de un activista indígena

Siguiente

Otro atentado tiroteo en Estados Unidos, ahora en un torneo de videojuegos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *