La influencia del arte mexicano en China se exhibe en el Museo Mural Diego Rivera

De 1930 a 1960 la visita de muralistas, pintores y caricaturistas mexicanos a China provocó una influencia notable en la cultura artística de este país asiático.

Vientos de Fusang: México y China en el siglo XX exhibe en el Museo Mural Diego Rivera más de 50 piezas entre obra gráfica, pintura, dibujo y material audiovisual que muestran el origen de la influencia del arte mexicano en la cultura artística china. La cual tuvo lugar desde 1930 hasta 1960 con la visita de muralistas, pintores y caricaturistas mexicanos al país asiático.

El Museo Mural Diego Rivera es el recinto encargado de albergar esta muestra, inaugurada este viernes 24 de agosto, que estará abierta al público hasta el domingo 27 de enero de 2019. La exposición curada por Shengtian Zheng y Christina Yu Yu para el USC Pacific Asia Museum forma parte de una iniciativa del University of Southern California (USC) Pacific Asia Museum, en Pasadena, California.

Las obras que forman parte de esta muestra proceden de colecciones de China, Canadá, Estados Unidos y México, así como de los propios espacios del INBA, tales como el Museo Nacional de la Estampa, el Museo de Arte Moderno y el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble.

Círculo de Miguel Covarrubias en Shanghái es el nombre del primero de los tres núcleos temáticos en los que está dividida la exposición. Relata los viajes del pintor, ilustrador e investigador mexicano y de su esposa, la artista Rosa Rolanda, al municipio chino en los años 1930 y 1933.

Durante su segunda visita a la ciudad, la pareja conoció al poeta Shao Xunmei, editor de importantes revistas de China durante las décadas de 1920 y 1930 tales como Xinyue (Luna creciente) y Shidai Huabao (Miscelánea moderna). Shao presentó a Covarrubias con un grupo de jóvenes artistas incipientes de los cuales se convirtió en su mentor. Tal fue la influencia del “príncipe de la caricatura”, como lo apodaba Shao, que Zhang Zhengyu, uno de ellos, creó su único “estilo decorativo” bajo la total influencia del artista mexicano.

En el segundo núcleo, Contacto intensivo: arte y artistas de México, se refleja la atracción que muchos artistas del mundo sintieron por la clase trabajadora en ascenso y la igualdad económica que poseía la recién instaurada República Popular China. Ejemplo de ello fue Frente Nacional de Artes Plásticas de México: pintura y grabado, exposición que llevara a China en 1956 obras de más de sesenta artistas como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, José Clemente Orozco, Arturo García Bustos, Xavier Guerrero, entre otros. Estos artistas, a su vez, influyeron con estilos e ideas completamente nuevos al país oriental que en aquel entonces se encontraba cerrado a occidente.

Por último, el tercer núcleo que lleva por título Una influencia perdurable: el movimiento muralista en China relata la consolidación del influjo del arte mexicano del siglo XX en el arte chino contemporáneo. Movimientos artísticos como el Scar Art, el Earth Art y el Movimiento muralista (bihua yudong) prosperaron gracias al fin de la Revolución Cultural, hecho que surgió tras la muerte de Mao Zedong y que prometió en su momento un clima político más relajado para los artistas a quienes en las décadas anteriores se les había exigido anteponer la ideología a la creatividad.

En China los cambios políticos influyeron significativamente en los movimientos artísticos y culturales, primero por el reemplazo de una serie de dinastías que gobernaron al país hasta 1912. Después, por un gobierno republicano que duró hasta 1949, año a partir del cual, y hasta nuestros días, el Partido Comunista proclamó la República Popular China. Desde 1976, tras la muerte de Mao Zedong, China abrió sus puertas y se posicionó como una potencia económica en el mundo.


Vídeo Recomendado

Previo

José Luis Cuevas es homenajeado con una gran retrospectiva de su obra

Siguiente

Tenemos que motivar a los artistas para que se involucren con la tecnología: Joel Hernández

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *