La independencia de la frontera mexicana en una exposición escultórica

Combinando la ciencia ficción, el teatro de títeres, y la instalación escultórica, el artista expone los detalles de las disputas territoriales y los rasgos históricos de la lucha de la nación de Guatemala por su libertad.

El artista guatemalteco Naufus Ramírez-Figueroa inauguró su más reciente exposición El Sexto Estado, en la cual recrea, como si de una historia de ciencia ficción se tratara, la independencia de Guatemala a mediados del siglo XIX.

Combinando la ciencia ficción, el teatro de títeres, y la instalación escultórica, el artista expone los detalles de las disputas territoriales y los rasgos históricos de la lucha de una nación por ser libre. El Sexto Estado es el nombre que anteriormente recibía la región centroamericana conformada por los departamentos de Quetzaltenango, Quiché, Retalhuleu, Sololá, Totonicapán, Suchitepéquez y Huehuetenango, los cuales formaron el antiguo Estado de Los Altos, considerado como el sexto de la Federación Centroamericana.

La historia de Centroamérica, y por lo tanto de Guatemala, no termina con la separación de España, ya que posterior a la misma, los países de América Central se anexaron a México; anexión que duró 2 años, de 1821 a 1823. Posterior a esta separación se creó la Provincias Unidas del Centro de América, las cuales estaban conformadas por 4 estados, los países de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua en la actualidad.

En el año de 1824, Costa Rica decide anexarse a la Provincia Unida de Centro América.  En 1838 se formó un sexto estado, Los Altos, con capital en la ciudad de Quetzaltenango, con los territorios del occidente de Guatemala y el territorio del actual Soconusco de Chiapas (México). De esta manera queda así consolidada la  República Federal de Centro América.

A través de esta exposición el artista evidencia de los primeros momentos poscoloniales del continente americano, para ahondar sobre la identidad guatemalteca.  En El Sexto Estado los asistentes podrán encontrar una reproducción del trono de Atanasio Tzul, líder de los pueblos maya-quiché y de los que formaron el gobierno indígena. A través de esta pieza el artista busca hacer una comparación con las actuales políticas de gobierno de su país.

La obra de Naufus Ramírez Figueroa se ha mostrado en diversas exposiciones individuales y colectivas en lugares como el Guggenheim, Nueva York; Tate Modern, Londres; La Bienal de Venecia 2017; la 10ª Bienal de Gwangju, Corea del Sur; la 32ª Bienal de Sao Paulo; Castello di Rivoli, Torino, la 53ª Oberhausen Internationale Kurzfilmtage, en Oberhausen, Alemania; y Gasworks, Londres, entre otros.

El Sexto Estado permanecerá hasta el 4 de noviembre en la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS) del Instituto Nacional de Bellas Artes.


Vídeo Recomendado

Previo

La gata oaxaqueña

Siguiente

Machismo en Veracruz: Despiden a funcionaria del Acuario estatal por estar embarazada

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *