En Escocia, un futbolista profesional juega en libertad condicional (y con brazalete en el tobillo)

El caso sui generis se dio en Escocia. Paul McGowan, jugador del Dundee, ha sido detenido en diversas ocasiones por las siguientes causas.

  • 8 de marzo del 2010 – Asalto y desorden público – multa de 200 libras
  • 5 de abril de 2013 – Comportamiento amenazante y abusivo – multa de 1600 libras
  • 16 de diciembre de 2013 – Asalto Policial – Orden de reembolso de la comunidad con 130 horas de trabajo no remunerado
  • 19 de marzo de 2015 – Comportamiento amenazante y abusivo – Orden de libertad condicional  por 16 semanas
  • 16 de julio de 2018 – Asalto – Libertad condicional por dos meses y 200 horas de trabajo no remunerado.

Se puede resumir en que es alguien de mecha corta.

Aunado a lo anterior, el último antecedente es tener un encuentro violento con un guardia de un club nocturno, evitó la prisión tras reconocer que sí escupió al guardia. Por todos sus antecedentes penales, Mc Gowan debe usar un dispositivo electrónico de rastreo en su tobillo por dos meses y después, durante un año, estar en su casa de 7 de la noche a 7 de la mañana, los viernes, los sábados y los domingos. Por lo que podrá jugar los partidos que no interfieran en ese horario, mientras que los que sí lo hagan tendrá que verlos desde su casa.  

Días atrás, en un juego, la prensa detectó el artefacto bajo sus medias.

Para que no todo sea hablar sobre el ejercicio de su libertad condicional en la cancha, les compartimos uno de los mejores goles del futbolista:


Vídeo Recomendado

Previo

El debate por el impuesto a las herencias: Lo que los más ricos no quieren que sepas

Siguiente

Denuncian acoso en la Universidad de Guanajuato: "no es un espacio seguro para las mujeres"

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *