Denuncian acoso en la Universidad de Guanajuato: “no es un espacio seguro para las mujeres”

Hace unas semanas comentamos en Tercera Vía el proceso en el cual un profesor de la Universidad de Guadalajara fue separado de su cargo debido a acusaciones de acoso, historia en la que hubo revictimización por parte de autoridades universitarias y una deliberación un poco extensa. Ahora la nota se da en la Universidad de Guanajuato y específicamente en el campos León.

Leemos en Zona Franca, medio local en Guanajuato, que alumnas y profesoras han denunciado 17 casos de acoso sexual dentro del campus León de la universidad pública más importantes de la entidad. Se habla de un ambiente de impunidad ya que el acoso, expresan, está generalizado y ninguna autoridad hace alguna acción real para prevenirlo o castigarlo.

Citamos de Zona Franca:

Mencionaron como responsables de la situación de acoso a los profesores Armando Chaguaceda Noriega, Alejandro Klein Caballero, Gustavo Garabito Ballesteros, Daniel Tagle Zamora y Jacobo Herrera Rodríguez.

Los académicos son profesores de las Licenciaturas de Antropología, Sociología y Trabajo Social en la Sede San Carlos en León, Gto.

El grupo de académicas y alumnas sentenciaron que la Universidad de Guanajuato como institución no está ofreciendo un espacio seguro para las mujeres. Las denunciantes fueron acompañas por el Centro Las Libres, cuya directora declaró que “estos casos han sido denunciados en las instancias correspondientes en la universidad y no ha habido respuesta, y los casos de acoso sexual por parte de profesores hacia alumnas y de hostigamiento sexual por parte de profesores a profesoras”.

Las denunciantes expresaron que uno de los casos más emblemáticos de la impunidad en la universidad es el del  profesor Julio Kala, quien tiene acusaciones de acoso sexual pero aún así ha sido nombrado coordinador de un programa de doctorado.

La nota completa y más información en Zona Franca


Vídeo Recomendado

Previo

En Escocia, un futbolista profesional juega en libertad condicional (y con brazalete en el tobillo)

Siguiente

El profesionalismo de la Liga Femenil es ejemplar: Tuca Ferreti

1 comentario

  1. EST 3
    15/08/2018 at 16:33 — Responder

    La lacra feminazi llegó a la Uni, dado que podrán destruir a cualquier hombre con una acusación, yo sólo exijo que falsas acusaciones de acoso sean castigadas con la misma mano dura con la que condenan una violación, pero eso es soñar demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *